Entradas

Mostrando entradas de febrero 5, 2012

Mucha humedad.

Imagen
Muy animado me he montado en la mtb y me he ido para Cabezón. Allí me he encontrado con Cueto y con otros tres machacas y me he ido con ellos a pesar de que el ritmo no era el que tenía yo previsto. Menos mal que han sido atentos y se han acomodado ellos mas a mí que yo a ellos. Hemos hecho una ruta por la zona de Udias. Encontrándonos con alguna encerrona, por lo menos para mí, ya que no conocía esa parte del recorrido. Menos mal que iba en mtb. Les he pegado una buena chapa, típico en mí y me han acompañado hasta el alto de Quijas. Luego he llegado muy justo a recoger a mis hijas y llevarlas a atletismo. Posteriormente he seguido en dirección a Suances por el carril bici. Por último unas vueltas a la pista, en las que me he notado vacio y con muchos problemas de pulso. Creo que se me ha acumulado la jornada de ayer y la de hoy. No estoy acostumbrado a tanto entreno. Mañana si no llueve más.
Resumen:
86km                            3h37´                            23,7km/h             …

Por fin y con la mejor compañia.

Imagen

¡Este tiempo!

Imagen

Cualquiera se moja.

Imagen

No levanto cabeza.

Imagen

Le cojo el gusto a la estatica.

Imagen
Este fin de semana no ha sido bueno para la bici. Por lo menos es mi caso. Ya llegaran tiempos mejores. El sábado tenía pensado salir. Me levante, mire el cielo y hacia frio, pero no caía agua. Lo que pasa es que mis intenciones no estaban claras. Me dolía mucho el tendón de la rodilla izquierda y aun así quería salir. A nada que se puso la cosa un poco más seria, empezó a caer agua, vino la escusa que estaba esperando. El quedarme en casa fue lo más apropiado. Hoy domingo el tendón había mejorado y a media mañana me fui al gimnasio. Tenía pensado empezar con la elíptica, no pudo ser estaba ocupada. Así que me subí a la bici estática. Una hora, por debajo de 126 pulsaciones, se me paso muy rápido. Estuve hablando con el hijo de Dalma que estaba en la bici de al lado. También hable con otro chico. Seguidamente hice dos mil quinientos de remo y otra vez a la bici. Al final cuarenta minutos más. Menos mal, porque en mis piernas no hay en estos momentos los kilómetros que tenía pensado pa…