domingo, 5 de febrero de 2012

Le cojo el gusto a la estatica.



Este fin de semana no ha sido bueno para la bici. Por lo menos es mi caso. Ya llegaran tiempos mejores. El sábado tenía pensado salir. Me levante, mire el cielo y hacia frio, pero no caía agua. Lo que pasa es que mis intenciones no estaban claras. Me dolía mucho el tendón de la rodilla izquierda y aun así quería salir. A nada que se puso la cosa un poco más seria, empezó a caer agua, vino la escusa que estaba esperando. El quedarme en casa fue lo más apropiado. Hoy domingo el tendón había mejorado y a media mañana me fui al gimnasio. Tenía pensado empezar con la elíptica, no pudo ser estaba ocupada. Así que me subí a la bici estática. Una hora, por debajo de 126 pulsaciones, se me paso muy rápido. Estuve hablando con el hijo de Dalma que estaba en la bici de al lado. También hable con otro chico. Seguidamente hice dos mil quinientos de remo y otra vez a la bici. Al final cuarenta minutos más. Menos mal, porque en mis piernas no hay en estos momentos los kilómetros que tenía pensado para este año.

Resumen:

1h41´                   120/133p

Dos mil quinientos metros de ergonómetro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario