Entradas

Mostrando entradas de septiembre 1, 2013

Olla Ferroviaria

Imagen
Ayer viernes solo me había decidido yo para ir a Valdeolea. A eso de las siete menos cuarto de la mañana me llama Julio que pasa a recogerme a las siete y media. Llegamos muy temprano, casi no habían puesto las ollas ferroviarias. Recogimos los dorsales y nos fuimos a tomar un café. Luego toco ponerse el traje faena y calentar. Este se me pone nervioso y quería ir para la salida. Al final nos colocamos bien, yo mejor por supuesto. Vimos caras conocidas y algún gallo. Garrido, Terán, Julio Calderón, Isaac Suarez, Manu Expósito. Por lo tanto ya sabía que mi puesto iba a estar por detrás de ellos. Se salió fuerte pero rápidamente el viento en contra freno a los impetuosos. Llegamos a la primera subida y veo que han cambiado el trayecto respecto a  otros años. Se va por delante Manu, Jorge le sigue a unos metros, después vamos un grupo que encabeza Garrido, Julio Calderón y yo. Intento no pasar a la cabeza y dejo hacer. Julio coge el mando. Yo a rueda sufriendo de lo lindo. Coronamos el pr…

Que se animen los amigos.

Imagen
Parece ser que estos días estoy un poco hastiado de bici. Desde que he empezado a currar parece que me está costando más salir. Menos mal que los días que he salido he ido acompañado. Ayer jueves toco coger la bici de montaña. Quedé con los compis en la Viesca y al final nos juntamos cinco. Ceci, Simal, Ringo, Julio y yo. La pena es que se barruntaba tormenta y la salida fue corta. Fuimos a un ritmo tranquilo disfrutando de la tarde. Les apreté un poco en una pista lo justo para que alguno sacara el pulmón por la boca. Una pena que me llamasen por teléfono ya que quedaba una rampa donde hubiera abierto hueco. En la salida falto algún apretón, pero mejor lo dejo para mañana en Valdeolea. Allí seguro que se me quitan las ganas de apretar, cuando sea mi pulmón el que sale por la boca.

Ya empezo el atletismo

Imagen
El sábado nos reunimos tres amigos competitivos y fuimos al Desafioforamontanos. Ringo, Julio y yo. La prueba en principio era dura y exigente tanto para arriba como para abajo. La típica prueba que a mí se me atragantaba un poco hace años pero en la que al final me defendía bastante bien. A los que andaban más que yo se les atragantaba parecido para abajo y a los que iban para abajo mejor andaban menos en conjunto. Los años pasan y esta prueba me ha demostrado que ya no estoy para muchos trotes. Puedo hacer alguna subida bien pero en conjunto petardeo demasiado. Ni llaneando voy bien. Se salió bastante rápido y en la primera subida de asfalto me situé adelante. Llegando casi al final del asfalto me vine abajo y ahí empezó mi pequeño calvario. Me empezó a pasar gente, más de lo que yo estaba acostumbrado. En Viaña ya me vi mal situado y la subida la hice de más a menos. La espalda no me acompañaba. La gente seguía pasando. Corone y baje rápido pero sin riesgos. En el paso de Llendemozó …