sábado, 21 de diciembre de 2013

Malas fechas para cuidarse


Han pasado cinco días desde mi última actividad deportiva. El trabajo y las comidas fuera de casa son un problema a la hora de organizarse. Por fin hoy sábado volví a la rutina que tanto me gusta. Me presente en el complejo con Oscar y allí ya estaba la gente dispuesta para salir. Según hacíamos kilómetros el frio aumentaba. No me quedo más remedio que ponerme los guantes en la base de Quijas. Me reincorpore al grupo coronando y ahí me quede, en cola de pelotón. A la altura de casar veo que Oscar se pone a tirar. Pienso, este está muy mal. Pasado Cabezón íbamos más rápido en los repechos que en el llano. No me quedaba más remedio que ir pasando gente que se estaba cortando. AL empezar a subir Bielva le veo que se va por delante. A su caza sale Portilla. Empiezo a tener mejores sensaciones y me limito a seguir metido en un grupo que cada vez va disminuyendo de personas. Julio se pone en ritmo martillo pilón y cogemos a los que van en cabeza. Ya somos menos. Bajando se calma el ritmo y a partir de Labarces se vuelve a  aumentar. Hasta arriba dando gas. Me permito un cambio de ritmo, pero veo que hoy no es mi día. Cogido me limito a aguantar con los de cabeza. Bajando reagrupamos y vamos camino de Pesues. Algunos van con la lengua fuera. Óscar y Julio van a la par haciendo mucho daño. Un pequeño toque y óscar se quita.  A partir de aquí ya solo le toco tirar  a Julio. Hasta Treceño como un toro. Empecé a notar fatiga, pero menos mal que paramos y ya fuimos tranquilos hasta casa.

Cien kilómetros por encima de 30 kilómetros por hora de media. Mañana más.

lunes, 16 de diciembre de 2013

Dos tiempos.


He llegado a casa mas tarde de lo normal. He comido como un pavo y me he vestido rápidamente, ya que Julio me estaba esperando a la puerta de casa. He cogido la flaca y nos hemos ido con viento en contra hasta Bárcena de Pie de concha. Parezco un guía turístico. Esta juventud apenas ha salido de casa y no conocen la región. Esta zona yo la tengo muy transitada. Hemos ido directos y hemos bajado por la antigua. Cuando hemos girado el viento nos ha ayudado y hemos vuelto a casa en un periquete. Casi 60 kilómetros en menos de dos horas. Asi da gusto.

domingo, 15 de diciembre de 2013

Estupendo día

El valiente de la jornada. Bravo Jose.

Esta mañana quede con Oscar en el complejo para asi salir con el grupo. Nada el grupo salió y allí no estaba el niño. Cuando íbamos por Barreda me llama y me pregunta que donde estamos. No me queda más remedio que esperarle. El grupo tira para Mogro y nosotros atajamos por Pedroa. En esas que llama Ringo. Le comentamos la jugada, pero el grupo serpenteo por Mompía, Liencres. Me supongo que Ringo estuvo persiguiendo. Al final no dio con nosotros. A partir del Churi se fue calentando la salida. El problema es que estamos muy justos de forma y nadie quiere tirar más de la cuenta, ya que las piernas duelen. A partir de aquí me fui encontrando mejor y hasta me permití tirar un poco por la zona de Cabarceno. Pasado Sarón todavía seguíamos un buen grupo. Pero ya me fui resguardando un poco. En San Martin Jose el Buzo arranco y nadie quiso seguirle. Yo pensé que alguno aumentaría el ritmo pero parece ser que no había ganas. Subimos en grupo y en la cima paramos en la fuente y reagrupamos.

 Había comentado de subir Hijas pero Enrique cogió la cabeza y nos metió para las Presillas. Acompañamos a los de Corrales hasta Riocorvo y para casa.

He acabado muy contento, he disfrutado de la salida, hemos pasado de 100 kilómetros y las sensaciones no han sido malas. Se adivinan unas buenas vacaciones. Espero que el tiempo acompañe.