sábado, 30 de noviembre de 2013

Rayos de sol.


Esta mañana no sé porque pero ni mire al cielo. Estuve haciendo unas crepes con mi hija Emma, mientras la otra estaba en la peluquería con la madre.

Después de comer me anime y llame a mi hermano. Que si va a llover, que si hace frio. Me puse en la carretera más abrigado que de costumbre. Tire para Mogro y allí me encontré con un muchacho que conozco y juntos seguimos camino. Nos aventuramos hasta Liencres y luego volvimos por Oruña, Salcedo, Zurita. Aquí empezó a llover y no nos abandono hasta casa. Al final dos horas con malas sensaciones, pero entretenido.

viernes, 29 de noviembre de 2013

Vaya frio


He cogido carrerilla y he salido miércoles y jueves.
El miércoles di un paseo hasta Corrales y luego por Viernoles, Zurita, Salcedo, Oruña. Aquí me fui para el alto Pedroa con la noche encima. Disfrute de dos horas con buenas piernas y sin obligarme más de la cuenta. Menos mal ya que el jueves me dio por decir a los compañeros de ir a subir el Moral y como me temía Julio me dijo que sí. Lo que no esperaba es que Ceci tuviese las mismas luces. Al final después de esperar nos fuimos para Ucieda los tres mas fito y mis hermanos Oscar y Cristian. Como me temía cuando le comente a Oscar donde íbamos me dijo que suerte. Por lo tanto seguimos sin mis hermanos. Fuimos raudos. Este Ceci tira como un toro. Alguno dijo que solo lo hizo hasta Quijas. Luego fuimos tirando Julio y yo. A partir de Ucieda ya solo me dejaron la tostada a mí. Mi idea era subir el Moral todos juntos, pero el Julio no se puede quedar quieto. Fui más de media subida a 25 metros de él. La espalda no me permitía subir el ritmo. Por lo tanto manejaba piñones altos. Cuando salimos al descampado le cogí y subí a su rueda. Arriba reagrupamos. Nos abrigamos. Pero no lo suficiente. Las manos se me quedaron completamente congeladas. Llegando a Villayuso me estaba llamando Ringo que venía a nuestro encuentro. Me era imposible sacar el teléfono. Al final me ayudo Fito y le llame, ya que Ringo se volvía para casa. Todos juntos fuimos para casa. Como Ringo estaba descansado y con ganas, nos llevo para casa a todo meter. Llegamos a casa muy justos y con algo de miseria.

Subimos hasta el Tornillo en 41´09” y pasamos la primera portilla canadiense en 32´04”. Malos tiempos pero es que hacía mucho frio. Eso si detrás de Julio toca sufrir. Vaya invierno que me espera.

martes, 26 de noviembre de 2013

las ganas que no falten.

Esta si que va a descansar.

Cuando uno llega a casa cansado y con pocas ganas de salir en bici, si además el tiempo no acompaña, hace frio y en algunos momentos cae agua. El sofá es el mejor compañero.
 Llamo a Julio y a Ceci. Están en ruta, quedo con ellos en Cildad y vamos juntos hasta dejar a Ceci en Torrelavega. Sigo con Julio y ruteamos por Requejada, Rumoroso, Sierrapando. La noche se nos echa encima. Alargamos hasta dejarle en el poblado y yo meterme para el complejo. Paso de largo y un poco más adelante paro a hablar con mi amigo el Mozu. La lluvia me echa para casa. Ducha, cena y ordenador.

El sofá y yo parece ser que no somos amigos. Otro día más.

domingo, 24 de noviembre de 2013

Con lo justo.


Se sale cuando se puede o cuando uno tiene ganas. Después de unos cuantos mensajes de los compañeros de fatigas no me terminaba de decidir. El tiempo es el que decidiría si salía o no. Me levante sin prisa y mire al cielo. Lo vi mejor que otros días y con mejor temperatura. Ringo y Julio ya estaban en marcha y les llame para ver por dónde estaban. Salí en su busca y empezó a llover. Me fui mojando hasta llegar a ellos. Estaban secos asi que nos quedamos por la costa de Oreña, Ubiarco, Tagle y Suances.


 Luego cogimos el carril bici y al encuentro llegaron Jose Luis y Carlos. Acompañamos a Carlos a casa y volvimos por la Hilera. En el polígono de Viernoles nos despedimos de los dos compañeros y seguí un poco más con Jose Luis. Le acompañe hasta el cruce de rio Cabo y para casa.

Al final tres horas que me han dejado las piernas tocadas.