martes, 25 de junio de 2013

Que sufrimiento.





 Asi le veia yo, nublado.

Ha sido llegar a casa y recibir un mensaje de salida. He cogido la flaca y he quedado con Simal y Ringo. Con malas sensaciones me he quedado a rueda de ellos dos. Simal con muchas ganas nos ha dicho la ruta. San Martin,
La Braguia, La Montaña. Tocaba sufrir. En ningún momento me he encontrado a gusto, he notado la salida de ayer. Las piernas estaban tocadas. Ha sido llegar a La Braguia y Simal ha comentado, vamos a subir tranquilos. Cuando dice esto malo, malo. He aguantado a rueda de estos dos hasta la primera parte. Allí me he abierto de patas. Más adelante me han venido todos los males, dolor de espalda. He levantado el pie un rato. Posteriormente he apretado, pero el ritmo de estos en estos momentos no es el mío. Arriba me ha metido Simal dos minutos y medio, con lo cual ha subido en 22 minutos.
Con 53 años no está nada mal. Luego hemos bajado para la Vega de Pas y me he metido detrás de estos dos y bastante he tenido con seguirles. Que mal lo he pasado, estoy fuera de tono, pero totalmente. Luego hemos empezado La Montaña tranquilos y a mitad de subida nos ha cogido un chico. Me ha comentado que se quedaba ahí un rato y la verdad que sí, que ha sido un rato. Ringo ha ido subiendo el ritmo y se ha quedado inmediatamente. Hay que reconocer que solo dijo un poco.
Como digo he llegado muerto. Mañana descansare. Espero notar mejoría estos días. Si no habrá que descansar.
Al final han salido más de 90 kilómetros.

lunes, 24 de junio de 2013

Buen paseo.






Comentar que el viernes me di la vuelta por Quijas y San Cipriano y no me vi mal.
Después de pasar el fin de semana con la familia en Madrid, hemos vuelto al tajo. Por la mañana a trabajar y por la tarde una buena salida en mtb. Me fui por Corrales, Collado, Brenes, El Moral, Juzmeana y por carretera hasta casa. A pesar de ir tranquilo, he llegado a casa jodido. Las piernas me reventaban. Pocas veces he tenido estas sensaciones, este parece ser que no es mi año. He llegado a la conclusión que ya se me paso el arroz y que no doy más de sí.
Pero me da igual, seguiré intentándolo hasta que este año me salga algo decente.
Han sido más de 80 kilómetros y más de 1500 metros de ascenso. Para empezar la semana no esta mal.