viernes, 4 de enero de 2013

Chapuza de entrada de año




Después de dos días sin salir, lluvia y noche algo larga, había ganas. El jueves me cogí la mtb y me fui camino de Bárcena Mayor. Me lo tome con tranquilidad. Las sensaciones eran muy buenas, las piernas estaban un poco pesadas, pero debía influir en ellas el frio reinante esa mañana. Llegando a Santalucia me encontré a Eduardo González y fuimos juntos hasta Sopeña. Hay él se fue para Carmona y yo seguí recto. Llegando a Correpoco pare a echar un trago en la fuente. 



Al final me metí para Juzmeana. A pesar que el día era soleado hacia mucho frio. Al poco rato me encontré a Chuchi Puente de frente. Paramos y me comenta que se ha dado la vuelta. Que ha preferido no subir hasta arriba, ya que luego en la bajada se va a quedar frio. Estuve a punto de darme la vuelta e irme con él. Me despedí y seguí para arriba. Que error cometí. Según iba subiendo la zona lumbar me empezó a torturar, parando varias veces. Aquello era inaguantable. El problema es que había quedado a la una y cuarto con la familia para ir a comer y si paraba mucho no iba a llegar a tiempo. Ya en el Moral, paré y saque unas fotos. 



Me abrigue y para abajo. Eran las doce y diez minutos. Tenía una hora y cinco minutos para llegar a casa. Tenía pensado estar en Villasuso de Cieza a las doce y media. Llegue clavado. Ahora llegaba lo duro, subir a Collado. En mente tenía pensado subirlo en un cuarto de hora. Pero todo dependía de la espalda. No hubo problemas y en poco más de trece minutos ya estaba arriba. De aquí a casa ya sabía que era media hora. Ahora sí que la espalda empezó a lamentarse. Ya en casa, ducha y a comer al Cienvinos. Me gusto el menú.
Por la tarde paseo por Torrelavega, nos acercamos a ver la nueva tienda que ha montado Trueba en Pablo Garnica. Muy grande pero algo fría. Lleva entre otras marcas Orbea. En el escaparate principal había tres bicis. Una era la Oiz del 2013. Acojonante. Pero los precios de las bicis están locos. Los mortales nos tenemos que conformar con bicis por debajo de 3000 euros. A partir de aquí ya note dolores en el tibial derecho. Ya en casa no podía apoyar el pie en el suelo. Jamás en lo que llevo montando en bici me había hecho una chapuza como la de ayer. A eso lo llamo yo empezar el año con buen pie. He llamado al traumatólogo y me ha dado para el día 14. Joder descansando para ese día ya espero estar recuperado. Aun asi dejo la cita abierta no vaya a ser que la necesite. Creo que me espera una buena temporada de reposo.

lunes, 31 de diciembre de 2012

Juntos pero revueltos




A las nueve y media en la Viesca, esperando a Ringo y sorpresa llega Simal. 

Su salida al Curavacas se pospuso. Joder, con lo bueno que hacía. Este se está haciendo mayor. Voy a tener que ir yo con él a enseñarle unos corredores.
Aparece Ringo y noooooo! se da la vuelta. Piensa otra vez los de ayer. Si otra vez. Nos vamos camino de Polanco. La idea es pasar por el alto de la Cocena y bajar a Oruña. Hasta ese momento bastante bien, algo de barro que sorteamos a base de calidad. Subimos por la ermita de Santa Ana. Un pequeño percance le supone a Ringo quedarse con media nariz. Sigue torcido con el fin de año. Un poco más arriba no queda más remedio que retirarnos y coger la tangente. Bajamos a Oruña. Dejamos a Ringo que el tome el mando y tiramos por las vías hacia Mogro. Seguimos por Robayera. Unas fotos y nos complicamos la vida por la costa.



 Damos unas vueltas por Cuchía. Las piernas ya empiezan a pesar. Los que se han relajado el día anterior están como lechugas. Acabamos en el Bar fin tomándonos unas cañas.
 Desde aquí quiero desearos a todos los que “perdéis” el tiempo leyendo este blog, felices fiestas y prospero año nuevo.
El 2013 es nuestro año. Un abrazo.

domingo, 30 de diciembre de 2012

Falto disfrutar.




Esta mañana me marche con Ringo y Simal a reconocer la primera parte del Soplao. El otro día me quede con ganas. Asi que era buen día para reconocerlo. Quedamos a las nueve de la mañana. Llegamos a San Ciprian y puse un ritmo llevadero en la subida. Simal me seguía sin problemas, pero hoy no era el día de ringo. Coronamos y ya metidos en la bajada vemos que este no llega. Me doy la vuelta y voy a su encuentro. Al final viene acompañado. Se nos ha unido el hijo del farmacéutico. Ringo está molesto porque él quería ir más despacio. Comentar que he mejorado el tiempo de subida, con Hevia el otro día subí mas despacio. Hoy estaba descansado e iba muy fácil. Camino de San Vicente del Monte vamos los cuatro. Coronamos y saliendo a la general encontramos a Cecil. Nos quiere evitar pero no le queda más remedio que acompañarnos. Hacemos toda la subida y donde el otro día me pase de largo, hoy nos desviamos. Rápidamente empezamos una bajada que dura un suspiro. Abajo reunificamos. Quedamos en subir las Lastras y bajar a Roiz. Aquí sí que me empleo a fondo. La primera parte esta hormigonada, pero la segunda parte se pega un poco. Hay barro. De aquí para Torrelavega. En Virgen se adelanta unos cien metros el policía y le chillo. No me oye y es que estos quieren ir por San Cipriano. Luego bajamos por Mercadal y para casa. Mañana más.