viernes, 10 de mayo de 2013

contento





Dos días en los que me ha sido imposible salir. No pasa nada, ya que estaba cansado y además en la salida del martes me hice daño en un tendón de la pierna izquierda. La salida de hoy ha sido a ritmo alto. La idea era hacer toda la salida fuerte y probar si llego al final de ella con fuerza. Como no me aventure para Ucieda y asi subir EL Moral hasta el Tornillo. Bajar para Villayuso y subir Collado. Bajar a Corrales y para casa.
El día en principio acompañaba y me he puesto un buen ritmo hasta la base del Moral. El problema es que para llegar en menos de una hora hasta allí hay que darle. Luego empecé a subir con desarrollos muy altos para asi evitar el dolor de lumbares. Pero ni aun asi me fue posible. He hecho toda la subida siempre con una corona o dos más que el otro día. Hoy no me importaba el tiempo, lo que quería como he dicho anteriormente era tener consistencia al final. A partir del bebedero había niebla y chirimiri. Ya en Villayuso he intentado subir muy fuerte Collado y no me ha ido mal, pero he tenido varias fases. Apretones muy fuertes y pequeños bajones. Para Torrelavega he venido bastante fuerte, por lo tanto estoy contento.
Me han salido 66km en 2h35´a una media de 25,6 km/h

martes, 7 de mayo de 2013

Excelente dia para disfrutar de la bici.





Necesitaba un descanso después del fin de semana. Asi que ayer lunes me dedique a otras cosas que se quedan por ahí pendientes y que nunca sacas tiempo para ellas.
Hoy martes mi idea era hacer la primera parte del Soplao, pero me salió que tenía que ir a buscar a las crías a atletismo, por lo tanto me descuadro un poco la salida. Pasadas las tres y media ya estaba en el garaje. Me decidí ir para Quijas y subiendo cogí por detrás a Rufino. Fuimos hablando hasta que llegamos a Ruente. Entonces me dije, subo el Moral. Me despedí y le dije que igual a la vuelta nos volvíamos a ver. A pesar de no tener unas sensaciones muy buenas y que hacia un bochorno asqueroso empecé a tope la ascensión. Fui pasando gente ya que mi ritmo era muy vivo. Toda la primera parte la hice en plato grande. La cabeza me pedía más pero las piernas no estaban lo recuperadas que a mí me hubieran gustado después del fin de semana. Aun asi seguí empujando. Cuando llevaba unos cuatro kilómetros la espalda me empezó a molestar. Me encontraba con algo de viento en contra y por lo tanto tirando más de la cuenta de lumbares. Cuando faltaba poco para llegar al primer paso canadiense el dolor era insoportable y desistí de seguir a pesar de que mi ritmo no había decrecido. Hay más días que romerías.
Al final subí mas de seis kilómetros en 28´11” que no está nada mal. Volví por el mismo camino y ya pasada la campa me encontré a Ceci. Estuvimos comentando el calor que había hecho y la sudada que llevábamos. Él venía de hace la primera parte del Soplao y se disponía a ascender el Moral. Lo siento pero lo tenía que contar. Requiere mucho sacrificio lo que estás haciendo este año. Suerte que vas a tener tu recompensa.
Luego he tirado para casa notando cansancio en las piernas. Me noto falto de consistencia, algo de lo que nunca he carecido cuando he corrido las carreras máster de carretera, pero todavía queda tiempo para lograrlo. Lo que si me noto son las ganas de participar y salir fuerte hasta que reviente, porque sé que reventare. Los que somos normales, en algún momento reventamos si vamos por encima de nuestras posibilidades. Pero fue bonito mientras duro.
Me han salido casi 70 kilómetros a 27 km/h de media y esperaba subir el Moral entero, cosa que no he podido. Pero poco falto para bajar de 28´en la portilla, que creo que está muy bien.

domingo, 5 de mayo de 2013

Reforzado





Vuelvo a escribir después de la paliza del viernes. El sábado me levante pronto y la idea era hacer kilómetros. Notar que mis piernas aun reventadas seguían funcionando. Mande un mensaje  a Ringo y quedamos para hacer la primera parte del Soplao desde Torrelavega. Salimos en dirección a San Cipriano con un día esplendido. Ya en San Cibrián note que mis piernas estaban muy perjudicadas, pero aun asi subimos bastante rápidos. Aquí Ringo ya me empezó a meter algún metro sin ninguna dificultad para él. Bajamos ligeros para coger la subida de San Vicente del Monte. Subí como pude, el día iba a ser muy largo para mí. Un pequeño susto bajando en una curva nada más salir del pueblo. En todas las subidas perdía metros con mi acompañante. 


Bajamos y enlazamos con las Lastras. Aquí Ringo ya se fue muy adelante metiéndome mucho tiempo. Luego desde la Florida otro tanto. Bajamos a Celis con el firme en muy mal estado. Luego seguimos hasta Monteá y aquí ya flojee mucho, muchísimo. En Ruente me fui para casa mientras Ringo se fue a subir el Moral.
Llegue a casa muy castigado.
Sin embargo yo soy muy necio y hoy ya estaba preparado para salir otra vez. Nos fuimos los dos con el grupo que sale del complejo. Al llegar a Renedo de Cabuérniga Ringo prefirió subir el Negrero y yo seguí con el grupo hasta Ocejo. Llegando a Quijas nos volvimos a ver. Ya en Torrelavega acompañe a Simal hasta Cartes y yo seguí por San Cipriano.
Al final me han salido tres días muy completos llevando el cuerpo hasta la extenuación. Eso sí, hoy con mejores sensaciones. Es lo que tiene ir a rueda.

Viernes 145 km en 5 horas con más de 2100 metros de ascenso.
Sábado, 102 km en 4h49´con mas de 2200 metros de ascenso.
Domingo, 135 km en 4h35´con mas de 1500 metros de ascenso.
Mañana descanso