sábado, 3 de noviembre de 2012

Cansado




Esta mañana me pase por la Viesca con la mtb. Tenía ganas de dar una vuelta con la gente por el monte, ya que estaba muy cansado de esta semana. Muchas batallas.  Como no me encontré con nadie pues me fui hasta el complejo. Allí había mucha gente, todos en bici de corredor, excepto Ringo y Jose Luis.
Salimos con la intención de subir Pico Jano. Por lo tanto había que sufrir y mucho para coronar lo más adelante posible. De camino, Simal me comenta que Jose Luis esta fuertísimo, que ha salido con el ayer en mtb y camina bien. Primero subimos Quevedo y a pesar de coronar de los primeros me noto falto de fuerzas en las piernas. Bajamos y empieza la subida al Jano. Simal pone un ritmo patatero, que solo podemos seguir unos pocos. Poco más arriba me noto que no voy. En ese momento me pasa Ringo, ya la tenemos. Al poco me coge Jose Luis. Me digo vaya paliza me van a meter estos dos hoy. Jose me comenta  que ayer ha hecho más de cinco horas y que por hoy vale. Ya solo me queda Ringo por delante. Toda la subida a 25 metros, 50 metros pero no había manera de echarle mano. Era el Ringo de las grandes ocasiones. Por delante solo Simal, después un chico, Pitana y Ringo juntos y seguido Cote y yo también juntos. Hoy le toco a él ganar la batalla. Este invierno se presenta emocionante.
De vuelta para casa nos hemos mojado.

viernes, 2 de noviembre de 2012

Buena jornada




Tanto sumar con la bici que al final estoy reventado. Además es que no se ir despacio. Encima es que no iba cómodo. Esos dos días en mtb me han dejado las piernas muy mal. No le cojo el punto a la bici de corredor. Ayer me quede un poco tocado de la espalda y hoy lo he rematado. Reconozco que estoy preocupado nunca había sentido en una salida lo de hoy. Volviendo para casa he sufrido mucho de la zona lumbar, tanto que las piernas no me iban, como paralizadas, sobre todo la derecha. Por la tarde ha ido empeorando esa zona. Espero que mañana sea diferente.
Hemos salido pocos del complejo. Tirando a la par con Hevia hasta San Vicente de la Barquera donde este se volvió, le quedaba una transición a pie, cosas de los duatletas. Como hacía muy bueno cinco valientes hemos tirado hasta Pechón. Ha habido un momento en que me he quedado solo. Suele pasar cuando uno tensa tanto. 


Ya de vuelta para casa alguno venia muy justo y otro chico y yo le hemos esperado. Casi en Cabezón nos juntamos con los otros dos. Estos no dieron la vuelta a la península. Al final resulta que no se les hizo tan dura la vuelta porque en Quijas aprovechando el viento a favor subieron alegres.

jueves, 1 de noviembre de 2012

Piernas destrozadas.

 No hacia nada malo. Por la tarde todo cambio.

Especulando con la lluvia estaba hoy el día. En el complejo dudaba si podía salir a dar una vuelta. Al final unos cuantos valientes nos arriesgamos y fuimos en dirección al único sitio que se veía claro: Bárcena de Pie de Concha. Hemos ido con viento a favor y aun asi hemos caminado poco. Es lo que tiene dudar a la hora de tirar. Yo me mantuve a rueda. Hay veces que me gusta ir ahí. Hemos tirado hasta Pujayo. Allí fue poner un ritmo fuerte y quedarse hasta el apuntador. Ya de vuelta para casa, noto que pasa lo mismo, dudas a la hora de tirar y se pone Ringo con la mtb. Como esto ya riza el rizo, pues paso para adelante y me como toda la tostada hasta casa. Con viento en contra y un ritmo llevadero pero con bastante dolor de piernas. Es lo que tiene flirtear con dos bicis diferentes. Mañana dan bueno asi que habrá salida fija.
Cote.

miércoles, 31 de octubre de 2012

Buenas sensaciones




Antes de salir de casa llame a Ringo y Simal para haber si me acompañaban en la salida de hoy. tenían cosas que hacer asi que me fui solo para Mata y subí una zona que baje hace años, por cierto en aquel tiempo estaba muy rota. Hoy estaba con una capa de hormigón. Zona dura que fui subiendo de menos a más. Baje hasta casi donde había empezado la subida y enlace con otra. En esta empecé a tope a pesar de encontrarme un suelo muy mojado y que se agarraba un poco a las cubiertas. Al final se me hizo muy dura y llegue muy justo. Luego ya tire para casa dando un pequeño rodeo. Mañana si no llueve más
Ya tengo la maneta nueva colocada en la bici de corredor asi que habrá estrenarla.

martes, 30 de octubre de 2012

Batallitas




Buena salida en mtb con Ringo y Simal. La idea era hacer una ruta tranquila, pero con esta gente es imposible. Llevan la competición en las venas. Hemos ido para Coo, uno de mis territorios favoritos. Hacía mucho que no pasaba por ahí. La subida se compone de dos partes. La primera son unos 800 metros aproximadamente, luego una bajada de 200 metros. Todo esto actualmente esta hormigonado. Los 800 metros son durillos. Seguidamente son tres kilómetros de subida continua a una media del 8,5%. Hoy hemos hecho los primeros mil metros tranquilos y a partir de aquí se ha puesto a tirar Simal. A Ringo no le gustaba el ritmo y se ha puesto en cabeza a un ritmo bastante superior. Yo me he hecho el remolón y me he quedado a cinco metros de ellos. Hay que dejarles hacer si tienen ganas. De pronto a Simal el ritmo le parece que solo le vale para soltar piernas y arranca a un ritmo bastante superior. Yo me quedo detrás de Ringo, voy bastante fácil es lo que tiene entrenar fuerte. Simal coge veinte metros, nada que yo en estos momentos no pueda recuperar. Dejo a Ringo y cojo a Simal. Me quedo a rueda y hago casi toda la subida a rueda de él. Hoy voy más fácil detrás del que otras veces. Se está haciendo mayor. Llegando arriba paso a la cabeza y me pongo a tope. Se me descuelga y le meto distancia. Arriba reagrupamos. Hay un poco de picadilla. Es normal, somos un grupo que no nos gusta perder ni a las chapas. Luego hemos ido para casa tranquilos y dándole un poco la chapa a Ringo, eso sí sin acritud.
Hay más días que romerías. Pero me parece que este invierno se me va a dar bien.
 Comentar que casi en casa he pinchado la cubierta trasera. Además debo de revisar la mtb porque notaba algo, como si una biela estaría floja.
Al salir de casa me he notado muy raro, iba un poco alto y he tenido que bajar el sillín. Luego me notaba muy esparrancado y lejos del manillar. Ya de vuelta todo ha mejorado. Hoy seguro que duermo muy bien.