viernes, 27 de julio de 2012

La bici de carreras no es lo mio


 Papa, nos hemos mareado.
Por la mañana me retrase y no pude salir con el grupo. Al mirar el móvil vi una llamada de Oscar. Le llamé y fuimos al encuentro. Primer día que cojo la bici de corredor y las sensaciones muy malas. El dolor del lumbar derecho era insoportable. He tenido que parar y descansar un poco. La posición de la bici de carreras no parece ser la idónea. Aun así seguiré insistiendo, combinándola con la mtb. Lo que si he notado es que con aquella gastas mucho menos. Pero así ha sido siempre. Por lo demás contento. Sigo progresando.
Ya llegando a casa me cogió Ringo y estuve charlando un ratin con él.

jueves, 26 de julio de 2012

Sufrir, sufrir.



Hoy ha tocado sufrir. Más de la cuenta para como estoy. He ido a rehabilitación a las 8 de la mañana y a las 9 y media ya estaba saliendo con el grupo desde el complejo. Se ha rodado demasiado rápido y como digo he tenido que sufrir con la mtb para ir a rueda. Subiendo al pozo del amo me he relajado, ya que estaba que reventaba, pero por todas las partes de mi cuerpo. Luego de vuelta a casa se ha rodado más constante y más despacio. En Quijas iba casi al límite. Por la tarde me he marchado a la playa. Así que sigo sufriendo, sigo mejorando.
La salida ha sido la más larga en cuanto a kilómetros desde que he vuelto a coger la bici, además de la más intensa.

miércoles, 25 de julio de 2012

Aprovecho los buenos dias.



Sigo saliendo. Apurando al máximo para compaginarlo con la familia. He salido del complejo con varios compañeros, algunos amigos y hemos tirado para Reinosa. Yo, sin embargo me he vuelto en Molledo. Me he notado las piernas cansadas, sobre todo de vuelta cuando ya iba solo. Después a la playa, gran día, calor, el agua estupenda. Que más se puede pedir. Ah, he sentido un dolor lumbar mayor del esperado. Esta columna me va a dar problemas.
Nada dos horas de salida. Mañana si no llueve más.

martes, 24 de julio de 2012

Asi da gusto.



Se me olvido escribir el lunes después de una buena salida con el grupo. Me fui casi con los más viejos, pero a pesar de la edad en llano van como tiros. Fuimos hasta Fresneda y para casa. Subiendo Quijas muy tranquilos pero en lo demás como digo le pegan bien. Ya de vuelta un chico tuvo la mala suerte de dar con los huesos en el suelo. Me quede con otro chico y le acompañamos hasta Torrelavega. Por la tarde las piernas estaban cansadas. En la playa las termine de rematar.
Hoy martes he salido más pronto y he tirado para Viernoles. Luego al complejo y he salido con un grupo más rápido que el de ayer. Encima han tirado para Cildad y Golbardo. Así que me ha tocado sufrir la gota gorda. He trabajado zonas del cuerpo que ya no me acordaba que las tenía. He llegado a casa bastante bien y me he ido al fisio. Por la tarde tengo que ir al neumólogo. Esto no se acaba o va más despacio de lo que yo pensaba. Lo importante es ir recuperando zonas del cuerpo que me dan problemas.

domingo, 22 de julio de 2012

El fin de semana esperado.






Desde el jueves por la tarde he estado en el camping de San Pelayo hasta hoy domingo. He salido los tres días. El viernes he ido camino de Vega de Liébana y me he animado a subir hasta Cucayo.

 He querido ir más arriba pero la niebla y la espalda no me lo han permitido. Luego me he animado a bajar por las retuercas y vaya, vaya, complicadillo con el suelo mojado me he tenido que desmontar para asegurar el físico. El sábado se ha animado Juanjo y hemos tirado por carretera hasta Dobarganes. La idea era subir a Pico Jano y bajar al camping. Pero el tío se ha animado y hemos subido hasta la cima de San Glorio. Como me temía gran pajarón del acompañante.


 Le he empujado hasta el mirador de Llesba y bajada al camping. El domingo he salido con Franco, amigo de la infancia y gran conocedor de la zona.

 Hemos hecho una buena ruta llegando a Tudes y pasando al valle de Cabezón de Liébana. Muy relajados y tocando bastante pista. He disfrutado mucho y bien de la salida.
Después de este fin de semana he notado que voy mejorando a pesar de no perdonar ningún día y echándole muchos memoles al tema de las salidas. Muy torpe en las pistas tanto subiendo como bajando, bastante miedo y mucho dolor de espalda. Espero seguir mejorando de estas secuelas que tengo en estos momentos.