sábado, 3 de diciembre de 2011

Tengo que ponerme las pilas.



Por fin puedo salir un sábado en bici. A las 9 y cuarto me fui a la gasolinera a limpiarla. Desde el lunes la tenia sucia y sin usar. Poco más tarde me fui para el complejo para salir con la gente de carretera y, entonces me encontré a Jose Luis que iba en mtb, me dice que han quedado en la Viesca y me fui con él. Como me temí se me iba a manchar la bici. Nos fuimos cinco valientes para Coo. Jose Luis, su hermano Jesús, Emilio, Chuchi y yo. Intentamos ir por pista para no mancharnos demasiado. Pero al final llegamos un poco sucios a casa. La subida a Coo se hizo de menos a más, nos quedamos adelante Jose Luis, Emilio y yo. El ritmo de Jose como he comentado subió, se queda Emilio y a partir de aquí empecé yo a apretar. Por más que lo intente no pude descolgar a Jose y llegamos juntos a la cima. El tiempo se fue muy arriba, hicimos 19´54”, eso quiere decir que ya estoy flojeando, ya que aunque empezamos despacio me he quedado a 3´35” de mi record. Me va a tocar sufrir este invierno para aguantar a los galgos.
 
Luego alargamos algo la salida para llegar a casa con 73 km en 3h13 minutos a una media de 22,7 km/h.
Comentar que el manómetro de mi bomba de pie funciona mal. Metiéndole un kilo son dos reales. Normal que me bailaran los dientes.

Bonito en conserva del Cantábrico

1 lomo de bonito muy fresco
1 litro de aceite de oliva virgen extra
Sal
Agua

Cocer el lomo de bonito sumergido en agua. Por cada litro de agua echar unos 10 a 12 gr de sal. Con una hora, ese tiempo está bien. Sacar, escurrir y tapar con un paño de algodón. Se meten en botes esterilizados, estos hay que dejarlos previamente cocer en agua unos 20 minutos, con las tapas al lado. Rellenar de aceite, dejando un centímetro entre él y la tapa. Cerrar. Cocer los tarros al baño maría durante 20 minutos, retirar y enfriar.

viernes, 2 de diciembre de 2011

En estos momentos ni frio, ni calor

Después de tres días sin hacer nada de deporte, llega el viernes y con él, llega el mal tiempo a Cantabria. No me ha quedado más remedio que ir al gimnasio. No sabía qué hacer, al final un poco remo, elíptica y estiramientos. Después de eso la verdad que me encuentro mejor. Porque, lo que es antes de ir, mejor ni comentarlo. Ojala mañana haga bueno y me dé una vuelta en bici. Si no, me supongo que me tocara limpiar el interior del coche y buscar un taller para arreglarle. Parece una cafetera.
Todavía me estoy recuperando del esfuerzo de estos días, uno que ya no está acostumbrado a trabajar.
Mañana a ver si pongo una receta.
Posted by Picasa

lunes, 28 de noviembre de 2011

En vez de comer, zampo.


Hoy tenía tiempo y ganas para salir en bici. Al llegar a casa comí, lleve a las crías al cole, listo y raudo me fui camino de Ucieda. Para llegar allí me lo tome tranquilo, pero sin pausa. En 1h08 minutos ya estaba en el puente donde empieza la subida al Moral. Cuando salgo rápido desde casa, en 1h justa ya estoy allí. A partir de aquí me calenté y me propuse subir rápido hasta poco antes del desvío que va para el Moral. Aquí yo me voy para la izquierda camino de Brenes. El ritmo de subida muy bueno, sabía que si seguía así llegaría arriba en menos de 36 minutos. Pero a mitad de subida la historia empezó a torcerse. Me pega el flato. Sigo, sin bajar el ritmo, pero el dolor se intensifica. Joder que burro soy, el dolor se hace insoportable y me digo bueno tirare hasta el primer paso canadiense. Casi no llego. Encima el tiempo fue peor de lo esperado 29´42”. Más arriba me tuve que parar, saque unas fotos y el dolor no cedía. 


Al final una vuelta que me lleva entre dos horas cuarenta, dos horas cincuenta, me ha llevado más de tres horas. Además bajando hacia un frio. Nada, a sufrir toca.
Me han salido 67 km en 3h01´37”  a una media de 22,1 km/h y un ascenso de 1300 metros.
Hasta el viernes la bici se cuelga. El trabajo me absorbe todo el día. Además no voy a poder ir a ver a mis hijas a atletismo. Así, que tres días diferentes a lo que es mi vida habitual. Prometo no repetir.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Hoy me he divertido





Cada vez somos más los que quedamos los domingos en el puente de la Barquera. A ojo de buen cubero hoy seriamos unos 13. Salimos en dirección al Dobra. Subimos por detrás de Velarde y nos plantamos en la campa en un plis plas.Reunificación y bajamos para la Montaña.
 
 Con tanta espera Simal se duerme.

Seguimos en dirección a Puente Viesgo y luego otra vez para la Montaña. Algunos nos hemos metido en alguna trialera y lo hemos pasado bien. Además, no ha habido daños físicos. Posteriormente unos pocos hemos ido a enseñar lo que es un circuito de mtb a los demás. Alguna barda nos hemos llevado por delante. De aquí para casa.
Comentar que ha vuelto la mejor versión de Jose Luis y hoy me ha apretado de lo lindo. Menos mal que estoy en forma, con este y con Simal como te relajes te dan pal pelo.
 
Ringo estaba hoy testando una Niner 29 que le han dejado, pero está un poco flojo, por ahora. También ha venido el hijo de Jose, otro que es duro, así que esto se anima. Los demás tienen bastante con seguir el ritmo y no dejarse mucho tiempo antes de los reagrupamientos.
Me han salido 47 km en 3h13 minutos a una media de 14,8 km/h, un ascenso de 1550 metros.

Huevos escalfados al graten sobre lecho de verduras

8 huevos
4 espárragos blancos
4 rebanadas de pan de molde
1 trufa
1 cebolla
½ pimiento verde
½ pimiento rojo
1 tomate grande
30 gr de harina
30 gr de mantequilla
½ l de leche
Sal, vinagre y cebollino
100 gr de queso rallado
100 ml de aceite

Pelar el tomate y cortar en dados con la cebolla, los pimientos. Rehogar en el aceite.
Con un cortapastas de 4 cm de diámetro cortar el pan, que este un poco tostado.
Cortar los espárragos en tres partes. Picar el cebollino. Cortar en láminas la trufa.
Cascar los huevos en un plato y de uno en uno echarlos en agua recién hervida con un chorrito de vinagre. Cocer a fuego muy lento tres minutos. Sacar y meter en agua fría.
Elaborar una salsa bechamel ligera con la mantequilla fundida, la harina y la leche hirviendo. Sazonar. Colocar en un plato un molde cilíndrico, dentro el pan, la verdura, el huevo pasado por agua caliente y la sal. Quitar el molde, añadir la bechamel, los espárragos, el queso y gratinar. Clavar la lamina  de trufa y espolvorear con el cebollino.