viernes, 12 de abril de 2013

Conociendo el Caballar





Saliendo con malestar pero saliendo. Hoy me ha dado por ir a la zona del Caballar. Un terreno que no está lejos de mi casa pero que no tengo trillado. Como siempre elegí una subida dura pero a la que encontraba el camino de salida. Empecé un poco antes de Argomilla. Subida de asfalto muy dura, con descansos. Cuando vi una bifurcación seguí tirando para lo más duro y llegue a un sitio que podía haber salida, pero que no quise investigar. Me di la vuelta y después de otro sitio sin salida llegue a la pista principal del Caballar. Por donde fui no está mal pero estaría mejor bajarlo. Ya que una gran losa de piedra me impidió seguir montado. En la pista principal todo fue más fácil, lo único que estaba un poco sucia. Posteriormente baje por un cortafuego y llegue a Pando. Desde aquí ya conocía la zona y para casa. Las sensaciones no son del todo buenas, pero en cuanto se me quite este resfriado voy a zapatear muy bien. Además la espalda me está dando una tregua y eso es vida.

miércoles, 10 de abril de 2013

Que calor por el Burco.





Sigo estando jodido y aun asi sigo saliendo con la bici. Ha sido comer y salir. He tirado para la zona de la Montaña ya que no me podía alejar mucho, pues a las cinco y cuarto tenía que llevar a las crías al atletismo. Me he metido por una zona en la que nunca había estado y como me pasa siempre me he metido tanto en el monte que al final tuve que recular por el mismo sitio que había subido. Eso sí, después de patearme un rato el monte. Luego he cogido otra pista y esa si me ha llevado a territorio conocido. Abrir unas cuantas vallas y bajar por el Mazo hasta casa. Ya en el complejo me he juntado a Ringo y Simal y hemos pasado una buena tarde. Buen tiempo, buena compañía y algún que otro calentón. Se me ha olvidado dar al Garmin y ha ido apagado casi una hora. Hemos recorrido el Burco, la zona de Quijas, Villapresente y finalizamos con la subida a Helguera, donde como siempre Ringo ha tensado y alguno lo ha pasado mal, es lo que tiene el estar poco entrenado y por lo visto tocado.
De vuelta al complejo nos hemos retirado. Es lo que tiene salir conmigo, que uno hace menos de lo que tenía pensado. Mucha intensidad.

martes, 9 de abril de 2013

Demasiado larga.




He llegado del trabajo, he comido y me he quedado en el sofá medio dormido, con malestar en las vías aéreas y un pequeño punzón en la garganta. Me he desanimado y he dicho hoy me quedo aquí dormido. Viendo al hombre del tiempo decir que mañana por la tarde va a llover, pues me he animado a salir. He adelantado el sillín de la mtb cinco milímetros, he llamado a Ringo y he salido. Al final este no pudo y he tirado para Mijarojos. Con mejores sensaciones que ayer a pesar del malestar. He salido a Yermo y he subido hasta San Cipriano. Me he calentado y he puesto un ritmo fuerte de subida en la subida a Ibio. Notaba que me falta y según iba ascendiendo la espalda empeoraba. Aun asi estoy contento porque me ha molestado a partir del tercer kilometro. He bajado algo el ritmo y llegando a la cima he tenido que sortear unos neveros que todavía perduran. Arriba hacia frio y bajando he notado que había sudado mucho. Llegando al mesón a sonado un ruido y un radio de las SLR ha volado. Estas ruedas sino las tensan adecuadamente son una ruina. Creo que las voy a mandar a Mavic y que las den un repaso.
Comentar que quería bajar de treinta minutos, pero aunque la espalda no me hubiera molestado hoy no hubiera podido ser. Falta, pero seguro que menos de lo que pienso.
Mañana si no llueve más.

lunes, 8 de abril de 2013

Penoso.





A pesar de notarme con muchos mocos he llegado a casa y he salido una hora en bici. He cogido la mtb y me he notado muy raro. He tirado a subir el mazo y me he visto fatal. En ningún momento he intentado ir a tope, pero ya solo subir este repecho con intensidad requiere mucho esfuerzo. Además la espalda no ayuda. Cuanto me va a costar recuperar un buen tono en la bici. Más vale que me dedique a otra cosa porque en estos momentos me es imposible. Por más que me esfuerzo el resultado es desastroso. Estoy muy desanimado, pero es lo que hay.

domingo, 7 de abril de 2013

Ha vuelto la nieve.





Han pasado varios días sin querer salir. La lluvia y el frio me echaban para atrás. Sin embargo hoy domingo el tiempo dio un respiro y a las nueve y media llegue al complejo. Cuando llegaba ellos ya salían. Fuimos en dirección a Cabezón  y ya subiendo Quijas unos cinco chicos se fueron por delante. Camino de Casar me puse en cabeza de grupo y puse ritmo de caza. Solo quisieron seguirme dos y relevándonos cogimos a los de adelante. Por detrás llegaron más adelante otros cinco chicos. A partir de Treceño me puse a tirar fuerte en el llano pasando para atrás en las subidas. Se apretó bastante y varios chicos se fueron quedando. La espalda me empezó a molestar y me relaje. En San Vicente de la Barquera la mayoría se metió para la Gerra y yo me fui con Ringo para el Barcenal. Hasta allí nos acompaño Mingo y en Labarces nos abandono. El tirando para Roiz y nosotros para Puentenansa. A pesar de no tenerlas todas conmigo, la espalda no me deja tranquilo, bajamos el ritmo y solo sufrí en Carmona más de lo deseado. Luego desde Cabezón subí el ritmo y me duro hasta la base de Quijas. La subida fue torturadora, menos mal que Ringo se porto. Al final casi 115 kilómetros con más de 1500 metros de ascenso.
Creo que este año me conformare con disfrutar de la bici y las marchas, ay, las marchas.