sábado, 27 de abril de 2013

Diversión.



 La Cuevona.

Esta mañana fue mirar el cielo y decirme hay que salir a hacer aunque sea una hora. Posteriormente recibo un mensaje de Ringo para quedar en el velódromo a las 9:15h. Perfecto, asi voy acompañado. En el complejo hay bastantes ciclistas, nadie tiene miedo al agua, sabiendo todos que nos vamos a mojar. Solo tres estamos en mtb y nos vamos juntos. Ringo, Simal y yo. Seguro que lo vamos a pasar muy bien. Hay que evitar la lluvia como sea. Dejamos a Simal que elija el camino a seguir. Es el más mayor y encima es montañero. Por lo tanto es el que tiene más experiencia. Subimos Cildad recordando tiempos pasados. Bajamos a Novales, Caborredondo, aquí dudamos por donde seguir. Pero la lluvia nos sigue muy de cerca. Nos decidimos a ir por carretera y subimos Oreña. Viento a favor. Pongo un ritmo fuerte abajo y lo mantengo toda la subida. Solo aguanta Ringo. Arriba casi no esperamos y seguimos para Ubiarco. Otro apretón. Al final corono solo. Se nota que es un terreno para mí. Estos son muy diesel. Eso sí, Ringo este año tiene buen ritmo. Está entrenando muy fuerte y seguro que en el Soplao lo va a hacer muy bien. Creo que le va a salir el mejor año. Es como el buen vino, cada año mejor. Simal como no va al Soplao esta más tranquilo, por ahora. AL final hemos ido a parar al carril bici. Hemos pasado un grupo donde iban Jesu y Carlos y más adelante nos han cogido Ceci y Emilio, venían como balas. Este año parece ser que a Ceci le va a salir mejor Soplao que otros años. Por entreno no va a ser. A partir de Hinojedo cayó el diluvio y cuando me quise dar cuenta estaba solo en cabeza. He llegado a casa empapado y no he quitado el frio en toda la tarde.
Casi dos horas por carretera.
En las fiestas del barrio había Cicling  y grabe estas imágenes de varios ciclistas.



jueves, 25 de abril de 2013

Ya tengo mejor cara.





He salido muy tarde de trabajar. Pero con muchas ganas de salir en bici. Solo de pensar que dan muy malo para el fin de semana, había que salir hoy si o si. He salido de casa a las cinco y media pasadas y me he dicho, me voy para Ucieda, subo el Moral, subo Collado y para casa. He pensado que en el estado de forma que estoy lo podía hacer en menos de tres horas y como digo he partido. Quería entrenar fuerte, que buena falta me hace, he puesto ritmo de crucero Soplao y he llegado en menos de una hora a la base de la subida del Moral a casi treinta por hora de media. El problema es que ahora llegaba una subida de 8,2 kilómetros al 8,1% de media. No me he cebado en la zona de abajo y he dejado que las piernas volviesen a tener ritmo. En algún momento he tenido dolor de lumbares, pero a base de levantarme más de la cuenta del sillín lo he ido superando. A partir de la portilla canadiense he subido más el ritmo y he llegado al final de esos 8,2 kilómetros en menos de 39 minutos. Luego me he parado a ponerme el chaleco y más adelante he parado en una fuente a coger agua y ponerme el chubasquero. He bajado por Brenes como un tiro, pasándomelo muy bien. No me he cruzado ni he visto a nadie, allí solo, como digo he disfrutado. Me he quitado el chubasquero y he empezado a subir Collado. Aquí ya me he notado que mis piernas estaban cansadas y que no están acostumbradas a estos trotes. He subido en un minuto cuarenta más que mi mejor tiempo, pero es que ese tiempo es muy bueno. He coronado y me he puesto el chubasquero. Bajar y pasar por Corrales, aquí sí que me note que las piernas estaban trituradas, es decir en poco más de dos horas casi vacío. He tenido suerte y en Barros ha salido un chico de una calle y le he ido cogiendo. Le podía pasar ya que yo iba más rápido, pero al ver que él también iba rápido me he quedado a su rueda y me ha llevado a buen ritmo hasta el puente de Cartes. Allí me ha dejado pasar y he tirado yo hasta que me he encontrado a mi hermano Toño. He parado y al rato he arrancado, he llegado al garaje muy contento.
Casi 67 kilómetros a más de 25 km/h de media. No está mal. Ahora toca bajar un día de estos de 2 horas y media. Para mas adelante.

martes, 23 de abril de 2013

Este año toca sufrir.





 Ruta del domingo.

La salida de hoy prometía. Llame a Ringo para quedar y este a Simal. Podíamos hacer una ruta larga y con puertos de los de verdad, que buena falta me hacen. Pero no pudo ser. A  las tres y media ya estaba en marcha. A las cuatro y media apareció Ringo. Planeamos una ruta, pero con un problema, tenía que recoger a mis hijas en atletismo a las siete. Asi que tuvimos dos horas para ratonear. Al final fuimos a Riocorvo, subimos por Yermo hasta Mercadal. El ritmo era majo, Ringo esta fuerte y venia con ganas. Salimos a San Cipriano y bajamos a Sierra de Ibo. Nos metimos para Herrera y allí fuimos acelerando. Primero yo y después vi como él se me iba irremediablemente. Menos mal que no vino Simal, sino el descojono hubiese sido monumental. En estos momentos no hay más y viendo el Strava pues hoy no estuve muy afortunado. Aun asi Ringo está muy fuerte. Luego ya nos fuimos para casa. Una pena que la salida no haya sido lo larga que yo tenía planeado en principio. Me hacen falta kilómetros y dureza.
Al final han sido más de 70 kilómetros que en compañía se han hecho muy entretenidos.

lunes, 22 de abril de 2013

Ilusion.






El domingo no hubo salida en bici. Me fui con la familia a patearme el paso desde Saja hasta Tudanca. Nos entretuvimos con la fauna y la flora de la reserva. Hoy lunes al llegar de trabajar ya me esperaba mi hija la pequeña para salir en bici. La mayor como la mayoría de las veces se quiso quedar en casa. Hemos cogido las bicis de montaña y hemos ido a lavar la mía que estaba muy guarra. Luego hemos cogido el carril bici y hemos ido hasta Suances. A la vuelta la peque estaba cansada y ha llegado perjudicada a casa. Con una ducha, una buena cena y la cama lo arreglara. Mañana si no llueve habrá salida larga, a poder ser con la mtb.
Ya ha pasado la marcha de Buelna y la semana que viene la de Puentenansa. Sigo sin darme un calenton, espero animarme mas adelante.