Ha vuelto la nieve.





Han pasado varios días sin querer salir. La lluvia y el frio me echaban para atrás. Sin embargo hoy domingo el tiempo dio un respiro y a las nueve y media llegue al complejo. Cuando llegaba ellos ya salían. Fuimos en dirección a Cabezón  y ya subiendo Quijas unos cinco chicos se fueron por delante. Camino de Casar me puse en cabeza de grupo y puse ritmo de caza. Solo quisieron seguirme dos y relevándonos cogimos a los de adelante. Por detrás llegaron más adelante otros cinco chicos. A partir de Treceño me puse a tirar fuerte en el llano pasando para atrás en las subidas. Se apretó bastante y varios chicos se fueron quedando. La espalda me empezó a molestar y me relaje. En San Vicente de la Barquera la mayoría se metió para la Gerra y yo me fui con Ringo para el Barcenal. Hasta allí nos acompaño Mingo y en Labarces nos abandono. El tirando para Roiz y nosotros para Puentenansa. A pesar de no tenerlas todas conmigo, la espalda no me deja tranquilo, bajamos el ritmo y solo sufrí en Carmona más de lo deseado. Luego desde Cabezón subí el ritmo y me duro hasta la base de Quijas. La subida fue torturadora, menos mal que Ringo se porto. Al final casi 115 kilómetros con más de 1500 metros de ascenso.
Creo que este año me conformare con disfrutar de la bici y las marchas, ay, las marchas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aire fresco al blog

No esta mal ehh.

Seguimos