sábado, 7 de septiembre de 2013

Olla Ferroviaria


Ayer viernes solo me había decidido yo para ir a Valdeolea. A eso de las siete menos cuarto de la mañana me llama Julio que pasa a recogerme a las siete y media. Llegamos muy temprano, casi no habían puesto las ollas ferroviarias. Recogimos los dorsales y nos fuimos a tomar un café. Luego toco ponerse el traje faena y calentar. Este se me pone nervioso y quería ir para la salida. Al final nos colocamos bien, yo mejor por supuesto. Vimos caras conocidas y algún gallo. Garrido, Terán, Julio Calderón, Isaac Suarez, Manu Expósito. Por lo tanto ya sabía que mi puesto iba a estar por detrás de ellos.
Se salió fuerte pero rápidamente el viento en contra freno a los impetuosos. Llegamos a la primera subida y veo que han cambiado el trayecto respecto a  otros años. Se va por delante Manu, Jorge le sigue a unos metros, después vamos un grupo que encabeza Garrido, Julio Calderón y yo. Intento no pasar a la cabeza y dejo hacer. Julio coge el mando. Yo a rueda sufriendo de lo lindo. Coronamos el primer alto cogiendo arriba a Jorge. Bajamos  y Garrido pincha,  julio y yo perdemos unos metros. En el llano me quedo a rueda de Julio. El va a todo trapo para coger a un chico que lleva un culote de Kronos y este va a por Jorge. Cogemos al chico y le dejamos hacer. Llega la siguiente subida y Julio tira fuerte. Los tres cogemos a Jorge. Seguimos subiendo y toda la tostada se la dejamos a Julio. Aun asi, voy perdiendo metros y casi llegando al siguiente pueblo me coge el otro Julio, mi compañero de fatigas y otro chico. Atravieso un bache y no los puedo seguir. Más adelante me coge Rubén. Me pongo a su rueda y atravesamos otra zona nueva en el recorrido. Bajamos a otro pueblo, Rubén no es capaz de cerrar el hueco que nos lleva la pareja de adelante. Asi que me pongo yo a tirar. Después de unos kilómetros les cojo. Nos juntamos los cuatro. Los de adelante han hecho hueco y atrás no se ve a nadie. Toca algo de relajación. Rubén pasa a tirar. Llegamos a la subida más rota del recorrido y ahí paso para adelante. Subo muy bien al principio dejando a mis tres compañeros. Paso un mal momento y Rubén me atrapa y me deja. Le tengo cerca y sé que le voy a coger. Con los otros dos no hemos abierto mucho hueco. Coronamos y encabezo la bajada, aflojo para que Julio entre, pero Rubén pasa delante y baja más rápido. Cuando están a punto de entrar Julio besa el suelo. Yo sigo a rueda y al final entra. En la siguiente subida aprieto y subimos escalonados. Como no he abierto mucho hueco dejo que la bajada la haga Rubén delante. No merece la pena arriesgar. Vamos los cuatro de la mano para el final de la prueba. Cuando faltan dos kilómetros viene por detrás Garrido. Nos aprieta en dos zonas, al final se cuela en una curva y yo con él. Rubén pasa delante y bajando los dos me abren un hueco. Llegamos al asfalto y me sacan treinta metros. Cierro el hueco y toca esprintar, rebasamos a Garrido y mi rueda toca con la de Rubén, me ha cerrado sin querer. Todavía había metros para poder remontar, pero por hoy basta.
Al final Jorge y Julio Caldero cogen a Manu y se juegan el sprint ganando Jorge, Manu, Julio, otro chico, Rubén, Yo, Garrido, otro chico y Julio mi compi.
Julio tiene más prisa que en la carrera y después de la ducha nos vamos para casa. Me quede sin olla.


Hoy he ido muy bien, lo que pasa es que me estoy haciendo mayor y ya no hay más. Aunque yo no lo vea asi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario