viernes, 6 de septiembre de 2013

Que se animen los amigos.


Parece ser que estos días estoy un poco hastiado de bici. Desde que he empezado a currar parece que me está costando más salir. Menos mal que los días que he salido he ido acompañado. Ayer jueves toco coger la bici de montaña. Quedé con los compis en la Viesca y al final nos juntamos cinco. Ceci, Simal, Ringo, Julio y yo. La pena es que se barruntaba tormenta y la salida fue corta. Fuimos a un ritmo tranquilo disfrutando de la tarde. Les apreté un poco en una pista lo justo para que alguno sacara el pulmón por la boca. Una pena que me llamasen por teléfono ya que quedaba una rampa donde hubiera abierto hueco. En la salida falto algún apretón, pero mejor lo dejo para mañana en Valdeolea. Allí seguro que se me quitan las ganas de apretar, cuando sea mi pulmón el que sale por la boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario