lunes, 23 de diciembre de 2013

Toca descansar


Sigo saliendo y sumando. Es lo que tiene estar de vacaciones. Me uní al grupo que salía del complejo y fuimos camino de Cabezón de la Sal Las piernas estaban completamente reventadas. A partir de Cabezón me dejaron la tostada. A la par con Ringo hasta que giramos en La Revilla. Aquí con el viento a favor se puso Simal en cabeza y bajando para Oyambre tuve la mala suerte de pinchar. La cubierta estaba para tirar. Me espera el grupo y vamos camino de Oreña. Menos mal que el ritmo es llevadero, llegando muy justo a casa.

Han salido 70 kilómetros rondando los 30 km/h de media. Mañana creo que va a tocar quedarse en casa. Ciclogénesis explosiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario