Quitar los excesos.


Si me acuesto tarde y me levanto pronto las ganas de salir en bici disminuyen. He pasado de ir al complejo y me limitado a salir a las diez de la mañana en dirección a Cabezón de la Sal. En la rotonda del Miguel Herrero he cogido a Seve y hemos ido muy tranquilos hasta Valle pueblo de la zona de Cabuerniga. Una paradita para coger agua, sacar unas fotos y vuelta para casa. Espero que las piernas descansen un poco ya que las había castigado más de la cuenta el fin de semana y no recuperaban.


Dos horas y cuarto a ritmo regenerativo, lo llaman.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aire fresco al blog

No esta mal ehh.

Seguimos