domingo, 15 de septiembre de 2013

Relax

Con estos entrenos, este vuelve el año que viene a profesionales.
Desde la cama oía llover. Estaba más a gusto. A eso de las 10 de la mañana me decido a tirarme de la cama. Ya no llueve y el suelo se está secando. Llamo a  mi hermano Óscar y le comento de salir, me dice que mejor en mtb. Me presento en su casa y el hijo pequeño quiere venir con nosotros. Le monta una silla y tira millas. Al final 50 kilómetros subiendo la montaña, pasando por Salcedo y en Puente Arce tiramos para el alto de Pedroa y para casa. Tuvimos buena compañía y parlamos a gusto. Los culpables  fueron Jose Luis, Jesús y Carlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario