sábado, 24 de agosto de 2013

Toco sufrir.





 Julio ya va como un tiro.
Hoy después de muchos dimes y diretes nos presentamos en Sopeña, Simal, Ringo, Julio y yo. Más tarde de lo que habíamos planeado, pero valió la pena. Empezamos un poco dubitativos, ya que el guía estaba un poco confuso. Retomamos el buen camino y subimos hacia Viaña. Todos a rueda mía. Hicimos la bajada al pueblo, viendo que lo mejor es bajarse en el empedrado que hay a mitad de camino. Ya saliendo del pueblo Julio se puso terco y la subida se me hizo muy dura. Además al poco de descolgarme del trío, Simal dio otro punto más y les dejo sentados. Arriba reunificamos y bajamos en dirección a Correpoco. Encontramos Llendemozó mucho mejor que cuando pase por allí en el Soplao. Se hacía montado entero sin más problemas que las piedras que te encuentras por el camino. Bajamos a Renedo y nos enfrentamos con la segunda subida del día, Negrero. Me fui solo para arriba, pero los lobos me seguían muy cerca. Imposible seguirlos. Aquí Ringo se vengó de Simal y le soltó. Arriba dudamos que bajada coger y yo hice Bicoca y ellos las Viudas. Posteriormente Ringo y yo volvimos a Torrelavega en bici y ellos en los coches.
Como conclusión del día subiendo no me encontré como a mí me gustaría, pero es que con los que iba no son mancos y me dieron matarile. Las bajadas pues la primera que va a Viaña solo tiene quince metros donde me tengo que bajar de la bici. La bajada a Correpoco es rápida y con piedras y achiques de agua que te hacen volar demasiado. Por último la bajada Bicoca es puro Open mtb. No tuve más dificultad que encontrarla mojada y por lo tanto muy resbaladiza. En ningún momento eche pie a tierra, pero sí que me encontré con descensos muy empinados que te pueden hacer dudar.
Han sido 67 kilómetros con más de 1800 metros de desnivel.
Mañana haremos Hoces, Goyopark, Monteá, bicoca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario