viernes, 16 de agosto de 2013

A disfrutar.





Semana tranquila, de acercamiento a la marcha de domingo. Aunque parezca mentira, apenas he forzado. Por ganas no ha sido, pero me he sabido controlar. Ayer lo máximo que hice fue aguantar hasta el Pozo del Amo en el grupo de adelante y luego pegar unos relevos para abajo. Muy fácil.
Lo que me está costando es poner a punto la maltrecha bici. El cambio y el freno trasero no acaban de funcionar correctamente. Para mañana solucionado.
Hoy han sido solo 63 kilómetros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario