Como siempre bien acompañado





 Que mal saque las fotos.

Hoy tenía la idea de salir en bici con mi hija Emma. Ha surgido un pequeño problema en clase y la profesora ha castigado a todos a estudiar una lección sobre las Comunidades y sus Provincias para mañana. Por lo tanto se ha tenido que quedar a estudiarla. He mandado un mensaje a Ringo para dar una vuelta y me ha contestado que a las cinco menos cuarto en el complejo. Allí nos hemos juntado Simal, Ringo, Juan Cayon y servidor.
Como los tres mayores estábamos cansados nos hemos limitado a rodar a buen ritmo, dejando a Juan juguetear. Primera encerrona, en el alto de Sierrallana nos hemos desviado a la izquierda por una ruta para salir a Puente San Miguel. Allí se ha tirado Juan para abajo y yo detrás. Rápidamente se complico la cosa y por precaución tuve que echar pie a tierra. Los otros dos ya estaban paseando desde arriba, rutando y rabiando. Qué pena hacerse mayor.
Luego hemos ido para Rudagüera y hemos subido por el pueblo. Juan a un ritmo y nosotros agrupados más atrás. Más adelante hemos subido por Casar a  salir a Toporias ya todos juntitos. Hoy no tenía ganas ni fuerzas para por lo menos intentar toser a Juan. Pero habrá más ocasiones para probarme. Hemos salido a la Hayuela y para casa. Hemos llegado a la base de Quijas y he intentado ir a la par con Juan, pero ya veía que hoy no era el día. Al final me he tenido que meter detrás. Hemos coronado y le hemos despedido en Puente dándole ánimos para carreras venideras. Nosotros tres hemos tirado hasta el barrio y Simal me dijo que mañana no le llamase. Sera que está cansado.
Han sido más de cincuenta kilómetros y dos horas y cuarto de salida de sube y baja.
Mañana más.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aire fresco al blog

No esta mal ehh.

Seguimos