Foto con la nieve




Esta mañana estaba dudando de si salir o no. tengo un tendón dándome la lata y por experiencia algunas veces se complica. Como soy un cagaprisas, pues me tire a la carretera. Llegue al complejo y se fue juntando un buen grupo para la salida. El problema es que unos dijeron de ir a Ajo y otros iban llegando y no se decidían. Me fui con los de Ajo. Al llegar a la base de la Montaña nos juntamos todos y en el cruce para Zurita, unos tiraron para la Braguia y otros para Ajo. Al final me pudo más el entrenar más fuerte y me fui con los de la Braguia. Seriamos unos10 o 12. Todo el día fui a rueda. Malas sensaciones y la molestia dándome problemas. Empezamos la Braguia por Selaya y rápidamente se hacen dos grupos. Unos querían ir más rápido y otros más lentos. Me fui con los primeros ya que el ritmo era llevadero. Arriba esperamos y sacamos unas fotos. 


Fuimos para Vega de Pas. Allí algunos se volvieron y otros tiramos para Estacas de Trueba. Subimos cinco kilómetros, hasta que la nieve no dejo más.

 Luego volvimos a subir la Braguia. Me limite a ir a rueda de los primeros. La forma no está en estos momentos para más. En Selaya, había un buen grupo en la fuente, nos dimos la vuelta para recoger a los demás. Iban llegando de uno en uno y esperamos a los dos últimos. El problema es que los que fueron bajando antes se metieron en el grupo y si te he visto no me acuerdo. A Luis le cogimos por el camino, se había quedado en dos aguas. Le pasamos y no cogió rueda. Más adelante se nos quedo otro. El grupo le llevábamos a treinta segundos. Éramos cuatro y veía que si no nos lo tomábamos en serio no íbamos a coger. Empecé a dar relevos a tope y al final cogimos. Allí deje todo porque luego iba metido en el grupo e iba incomodo. En Sarón ya me empecé a notar raro y en Vargas ya tenía al hombre del mazo conmigo. Nada más empezar la Montaña me quede clavado. Ocho, nueve, diez kilómetros por hora. Un chico se quedo conmigo. Le comente que tirara, pero me dijo que no, que me acompañaba. Contadas son las veces lo que he pasado  hoy. Bajando la Montaña casi ni veía. En la bola del mundo el chico me dijo que si me acompañaba a casa, como me vería. Le dije que no. Bastante ya tuvo. Por el ferial no me podía ni mantener  en la bici. Ya en casa estaba muy perjudicado. Ahora escribiendo esto me noto muy tranquilo y relajado. Sigue el dolorcillo del tendón, que en estos momentos es lo que más me preocupa. Espero que la cama lo arregle todo. Mañana más.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aire fresco al blog

No esta mal ehh.

Seguimos