martes, 2 de octubre de 2012

En el olvido estaba la intensidad.



 Con la familia y los amigos en la marcha ciclista de Torrelavega.

Aprovechando que hace bueno tocaba hacer un poco de fondo con intensidad. He subido hasta Molledo de corto con los manguitos y el chaleco guardados. Dándome el viento de culo se notaba una temperatura excelente. Al volver para Torrelavega ya con el viento de cara, este no llegaba a ser molesto. He cogido a la hija la he dejado en atletismo y he seguido en dirección a Mogro. Como he subido el ritmo respecto a otros días, me plantaba muy rápido en el complejo, asi que me he metido para Las Presillas y he subido La Montaña. He empezado tranquilo y he ido subiendo el ritmo pero sin exprimirme. Cada día me hay más zona asfaltada en esta subida. Espero que un día de estos la alquitranen hasta arriba, sería una gozada. Luego me he metido por La Hilera y he llegado al complejo con poco más de tres horas de salida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario