Bendita lluvia.


Tengo un batiburrillo en las piernas  a cuenta de las pesas y la bici de mirar. Creo que he metido demasiada caña a las pesas esta semana, con lo cual me va lastrando. Creo que tenía que haber seguido otras dos semanas más de entreno con ellas en modo suave. Pero es lo que hay.
Hoy salí sabiendo que la lluvia me seguía. Las sensaciones en la bici de corredor horribles, encima sabiendo que me iba a mojar. Insistí y me fui por Renedo hasta Santander. Alguna gota de agua, poca cosa. A partir de Santander ya empezó a llover de continuo. Poca cosa. Mis sensaciones fueron mejorando y me empecé a sentir a gusto, ya me había olvidado de diciembre, cuando todavía disfrutaba de la bici. No me dio para hacer el entreno que tenía previsto, pero con lo hecho suficiente.
Este año me tengo que familiarizar con la lluvia.

Resumen:
69,41km        2h39´    26km/h        630m    116/149p           

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aire fresco al blog

No esta mal ehh.

Seguimos