Me lo he pasado bien.


 Parte del grupo.

Vuelvo a coger la bici de corredor. Me siento en ella y me queda como un guante, hacia mucho que no me encontraba así en esta bici. Debe de ser por el potro de tortura que es la Giant doble, el no tenerla adaptada a mí. Voy camino del complejo y llegando ya me encuentro a la gente en marcha. Deben de ser unos treinta ciclistas. Me coloco de los últimos y me quedo hablando con Domingo. Le pregunto dónde vamos y me dice Carmona y Bielva. Me encuentro bien y voy con ganas. Además no hemos quedado para salir a pasar el día, con lo cual daré toda la vuelta. Vamos con un ritmo alegre hasta el pie de Carmona, se lo debemos a Fredo que esta por la labor. Empezamos la collada despacio, bien agrupados y cómodos. Al poco pasan los escaladores a la cabeza y se cambia el ritmo. Voy pasando gente y me coloco detrás de Pitana, delante solo va el mallorquín. Le coge y vamos los tres para arriba. El ritmo ya es intenso, por lo menos para mí. Al poco me dice Pitana que se va a apartar, paso y me coloco detrás del mallorquín. Seguimos los tres y al paso del kilometro tres Pitana se queda. Yo sigo a rueda del primero con el 39x23 metido y con el pulso al límite. Ya viendo el alto el mallorquín baja dos piñones y me deja sentado. Yo también bajo dos piñones y rápidamente los tengo que subir. Corono en 15´45”. Hay queda como record mío. Esperamos arriba a los demás del grupo. Ya camino de Puentenansa hay varios grupos, yo voy en el tercero. Aceleramos hasta coger a todos y reagruparnos. Lo intentan Fredo y más adelante el hijo de Jose. Al pie de Bielva llegamos todos juntos. Subimos tranquilos hasta que arranca otra vez el hijo de Jose. Se le coge y a partir de aquí el mallorquín y Pitana marcan el ritmo, este se va acrecentando según van pasando los kilómetros. Aquí sí que voy bien, esta subida se adapta mejor a mis condiciones que Carmona. Lo que pasa es que yo quiero empezar la fiesta cuando coronemos. Arriba llegamos el mallorquín, Eduardo con la mtb, Pitana y yo. Arriba acelero y al llegar a las primeras curvas y ver el suelo, me digo, ya me caí una vez y me jodi el dedo meñique, así que piano, piano. Pasamos a las rectas y aquí si le doy un buen apretón a las piernas. En la subida del cementerio arranco, Pitana se queda sentado, pero el mallorquín y Edu salen a por mí. Les he abierto un hueco. Pero ahí se queda la cosa. No doy más de sí y se me van acercando. Corono solo, pero con unos metros solamente. Bajando sigo dándole pero los tíos son tercos. Me cogen y otra vez los cuatro juntos. A partir de la Cocina me pongo a tirar a ritmo, algún apretón en los repechos y poco más. En Treceño me hago la subida a ritmo sin pretender dejar a nadie, pero llegando a la zona de menos pendiente de la subida, miro para atrás y solo me sigue el mallorquín. Le pregunto donde se han quedado los demás y me dice que al principio de la subida. Está claro que el ritmo y los kilómetros al final hacen daño. En mtb ni te cuento. Esperamos a los demás y para casa
Buena salida, igual con demasiada exigencia, pero bueno, al final quedábamos gente curtida en estas lides.
Me han salido 99 km en 3h07´ a una media de 31,6 km/h, un ascenso de 1390 metros y un esfuerzo medio del 75%.
Bielva lo hemos subido en 12´24”, son 4,3 km de distancia con un desnivel medio del 5,8%. Esta subida se puede hacer muchísimo más rápida.
Mañana a disfrutar de la Marcha de Cieza.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aire fresco al blog

No esta mal ehh.

Seguimos