sábado, 17 de septiembre de 2011

Carrera en Galdakao


 Perfeccionando el baile.
17/09/11
Me levanto a las 7 de la mañana, desayuno y a las 7h30´ ya estoy en marcha. Destino Galdakao. Atravieso parte de Cantabria lloviendo y a partir de Laredo hace mejor. A las 9h ya estoy en el parking. Me apunto, me visto y me da tiempo a calentar tranquilamente. El suelo está algo mojado. Las piernas las noto un poco tiesas. En la salida me entero que salimos todos juntos y las categorías mayores vamos acabando según vamos pasando por meta. Este formato no me gusta nada, ya que a los demás se nos quita de ganar la carrera absoluta. El circuito con la lluvia se vuelve peligroso, hay mucha tensión y por lo tanto se suceden las caídas. Después de una vuelta casi llana, pasamos por meta y acaban los master-60. Mucho peligro en meta ya que han esprintado y se relajan, ocasionando cierto descontrol entre los que les vamos pasando. A partir de aquí vamos a hacer otro circuito que se compone de dos subidas. Para llegar a la primera hay que pasar por desvíos de carretera donde algunos temerarios ponen en peligro a los demás. Yo he estado a punto de irme al suelo, ya que uno venia despendolado de tocarse con otro y ha ido a dar contra mí, ya me he visto en el suelo. Llegamos a la primera subida, al final es más corta y menos dura de lo que pensaba. Corono entre los quince primeros y bajando veo que los de adelante quieren seguir, viene una zona con muchas curvas, zona estrecha, suelo deslizante y badenes. Me coloco entre los cinco primeros y a relevar se ha dicho. Me noto muy bien, pero después de estirar el cuello unos kilómetros veo que no vamos a ningún lado. Llegamos a la siguiente subida, al principio es tirada, el firme es bueno, voy colocado entre los quince primeros. Se empieza a endurecer y veo el cartel de un kilometro a cima. Un grupo de unos diez me sacan 30 metros en la cima. Unos cinco metros por delante de mí va un máster 40, yo voy el segundo. En la cima me pasa Koldo, que viene con Luengo, los dos son master-40, me coloco detrás de Koldo y en una zona pestosa, con un firme horrible y con un riesgo de caída enorme, cogemos a los de adelante. Reconozco que en ningún momento me vi en riesgo de caerme, la cabeza funciona cada vez mejor. Bajando me coloco entre los siete primeros. Abajo hay algo de reagrupamiento y se suceden los saltos. Se van cuatro gallos por delante y sale el máster 40 que corono justo delante de mí, tras ellos. Mis sensaciones eran excelentes y debí salir a por él, pero no Salí y se fueron. Me pasa Koldo y veo que vamos a llegar al esprint. Me cambia el chip y me digo hoy no quiero llegar con el grupo, si no voy a ganar me da igual hacer segundo que ultimo. Me coloco detrás de Koldo, me mira le relevo, miro para atrás y veo a Luengo pegado a nosotros. Me voy para la derecha, Koldo para la izquierda y para. Yo sigo, aprieto a los pedales y cojo unos metros. Me sigue muy cerca Busto con el grupo detrás, sigo con intención y veo que para, me supongo que como no soy amenaza para nadie al no ser vasco y me dejan irme. A los de adelante les veo en la recta de meta y llego solo detrás de ellos. Los que iban en esa escapada son los que se han jugado los maillots de campeones de Euskadi. El master-40 que llego con ellos se ha merecido ganar la prueba. Ha tirado en el llano, ha subido delante de mí y cuando ha cogido a los escapados ha tirado como un poseso, chapeau por él.
Los otros cuatros escapados eran por orden de llegada, Bingen, Arretxe, Pacios y Teo. Como para no llegar.
El Garmin solo me ha contado 58 kilómetros, de pena. Para el año que viene si mejora mi presupuesto habrá que actualizarse.
Con esta carrera me supongo que cerrare la temporada. Algo saldrá por ahí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario