jueves, 15 de septiembre de 2011

Buenas sensaciones.



Amaneció un día estupendo. Con lo cual a las 12h me iba a ir a la playa. A las 9 h y 05´ llegue al complejo. Había un buen grupo que se decidió por ir a San Roque y subir el Campillo. Demasiados kilómetros para llegar a las 12h. Íbamos a ritmo, creo que se puso adelante Barrigón y marcaba un buen ritmo, sobre todo para el que va tirando. Yo iba muy cómodo atrás. En Sarón paramos en el semáforo y me decidí a orinar. Cuando quise salir el semáforo se había cerrado otra vez. Nada, me puse  a ritmo de crucero hasta cogerles. Pasando Mirones y empezando a subir un buen repecho ya llevaba 1h37 minutos. Sabía que si no me daba la vuelta no llegaría a casa a la hora. Llevábamos 30,8 km/h de media en 46 km recorridos. Así que me di la vuelta. Cuando llevaba tres kilómetros bajando se me pone el Garmin en pausa automática unos 14 kilómetros, una pena, hubiese llegado a casa con más de 34 km/h de media. Me puse un ritmo fuerte y para casa. Subiendo la montaña me cronometre a ver si bajaba de 8´. Después del tute que me di desde que me di la vuelta, mi pensamiento era demasiado optimista. Arriba 7´38” a 23 km/h de media. No está nada mal después de 80 km. En casa estaba a las doce menos cuarto.
Me he encontrado muy bien y espero estar en la pomada el sábado en Galdakano. Por intentarlo no va a quedar.
Al final sin contar los 14 km que ha estado parado el Garmin me han salido 78 km en 2h23´ a una media de 32,4 km/h y un esfuerzo medio del 72%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario