lunes, 20 de abril de 2015

No hay descanso



Sigo dándole a la bici de lo lindo. Hoy tocaba relax. Disfrutar por el monte, conocer nuevos caminos, patear un poco, abrir puertas de alambradas, cerrarlas, sacar fotos, etc.
Quede con Eduardo Simal y nos fuimos para el Tejas. Le quería enseñar la pista que han ampliado hasta salir al arroyo de la llana.

Un buen sitio para castigarse con la bici. Diez kilómetros de subida de pedaleo constante.

Como siempre Simal me comento que tocaba salida tranquila, que estaba cansado y no sé cuantas cosas más. En cuanto empezamos la subida ya me iba metiendo rueda. Íbamos hablando pero él con su famosa cadencia, pues se iba alegrando la salida. En la zona de arriba del Tejas ya me metí detrás y el hombre subía como alma que le persigue el diablo. Menos mal que acabo la subida y que mi estado de forma es bueno. Rodeamos el Tejas arriba y fuimos por toda la cresta hasta salir al alto de Hijas. Bajamos por carretera y para casa.

2 comentarios:

  1. Ese señor mayor siempre va de tranquilo, que se traduce en ir a rueda, toda la salida y suele mejorar de sus múltiples patologías justamente en las subidas de molinillo.....que casualidad!.
    Habrá que tener paciencia con él.
    Que dorsal tienes para el Soplao Carli?

    ResponderEliminar
  2. Oye....que no he ido a rueda ni un momento. Eso si, he tenido que aguantar la charla de carli :) . Bonita y tranquila salida.

    ResponderEliminar