domingo, 29 de diciembre de 2013

Con la MTB mejor a rueda.


Segundo día que he aprovechado para salir con la bici de montaña por carretera. He colocado el disco trasero ya que estaba doblado y me tocaba las pastillas, escuchando un pequeño soniquete. Hemos tirado para fresneda. Se han puesto Ringo y Fredo en la cabeza y han marcado un buen ritmo. A rueda se va bien, pero tirando se acusa el esfuerzo. A la altura de Ruente no me ha quedado más remedio que parar a mear. Como aguante mucho pues tarde mucho en reanudar la marcha y a pesar de que pensaba que iba a coger me ha sido imposible. He intentado dosificar e imprimir un ritmo más ligero que los adelante. Pasado Renedo de Cabuérniga he desistido, las piernas me explotaban y no me podía reintegrar al grupo. He seguido más tranquilo y subiendo para Palombera he cogido algún rezagado. Cuando bajaban los primeros me he dado la vuelta. Un aficionado nos ha puesto en fila de uno y ha bajado a un buen ritmo. En mazcuerras hemos esperado a un grupito que se había dormido y no cogían. Luego se ha vuelto a  apretar y Quijas lo hemos subido muy fuerte. He llegado muy justo arriba y de allí para casa.
Mañana mas, sino llueve.

Noventa kilómetros en tres horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario