Pasaron del fosil


Hasta que no he salido de currar no he mirado el teléfono. Algún mensaje, pero casi no los he leído. Asi me ha ido, he llegado a casa con ganas de salir y los amigos ya estaban por ahí. He hecho un par de llamadas y resulta que estaban todos reunidos en el complejo. Haciendo tiempo, es que no pueden pasar sin mí. Quedamos en la Viesca y desde allí organice la ruta, eso sí siempre dejando dar consejos a los demás. Al final decido yo. Creo que hoy se han ido todos contentos, a pesar que les he metido puyas constantemente. Se han  salvado Ringo y Simal, ya que son muy serios.
La salida me ha encantado, Julio, Oscar, Ringo, Ceci, Simal y yo. Asi da gusto.
Las sensaciones que he tenido hoy han sido horribles. Sobre todo de salida. Subiendo de Tarriba para la cueva de Hornos de la Peña ya vi que seguía la tostada. Aquí mi hermano comento que hoy íbamos muy despacio. Se ha puesto delante y para arriba. Subimos por la pista con menos pendiente de las del entorno y fuimos de menos a más. Llevábamos a un tío quitándonos el aire y casi no podíamos respirar, sus bocanadas eran poderosas. Hoy le tocaba sufrir a él. Ha aguantado como un cosaco a pesar de los enemigos que hay cuando las rampas se endurecen. Poco ha faltado para que yo me quedara y es que el día menos pensado, alguno de los que vamos si tenemos un mal día caerá en las fauces de Ceci. Luego ya hemos bajado para Mata y de aquí a casa. Comentar que parecíamos una central eléctrica. Ante todo seguridad que la noche se echa encima cuando menos te lo esperas.

Posdata: Hay que tener muy mal día y tu muy bueno, Cachopo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aire fresco al blog

No esta mal ehh.

Seguimos