Uhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh.


Empecé la semana con el ánimo por los suelos. A eso había que añadirle que estaba cojo, la rodilla izquierda es una pesada y con un diente roto. El martes, solucionado lo del diente y con la rodilla en buen estado parecía que se abrían nuevas expectativas. Amaneció el miércoles lluvioso y con la rodilla dando guerra. Según pasaba el día los rayos del sol iban en aumento, pero mi dolor de rodilla estaba ahí, dando la lata. Aun asi, me anime a salir con los amigos. Quedamos un buen grupo en el complejo con la mtb. No me quedo más remedio que montar los pedales de la bici de carretera en la mtb. Estuvimos dando unas vueltas al complejo Simal, Ceci y yo. Al cuarto de hora apareció mi hermano Oscar. A las cuatro y media Jose Luis y después Ringo. Fuimos todo el día por carretera. Me limite a ir a rueda, malas sensaciones. Menos mal que Ceci estuvo dialogante. Casi siempre ocupamos la cola del tren. La cabeza parecía el AVE, conducido en todo momento por Simal y Jose Luis. Asi da gusto, que ganas. Tenemos que salir más veces juntos. En algunos momentos parecía que íbamos en bici de carretera ya que el ritmo era fuerte hasta para los de cola, no me imagino para ellos que iban tirando. Son jóvenes y están en pleno desarrollo. Al final fueron casi dos horas y media que para un miércoles renqueante no estuvo nada mal.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aire fresco al blog

No esta mal ehh.

Seguimos