miércoles, 2 de octubre de 2013

Al final gano la regularidad.


Después de descansar el martes, hoy tocaba salir si o si. Buen clima para salir en corto y a la final buena compañía. Fui a buscar a mi hermano Oscar y salimos en dirección a la Viesca. Con mi hermano no hay excusas. Da igual que este en forma o no, le gusta ir por lo peor. Le da igual donde le lleve si es ciclable. Llegando a Riocorvo nos quitamos el maillot y subimos por la pista de cemento. Como me temía me tuve que bajar unas cuantas veces, ya que estaba muy rota. Aun asi subimos con buen ritmo. En el segundo tramo le apreté, aprovechando que ha estado en Florencia a cuerpo de rey. Me seguía cerca, muy cerca para lo que  va a ser gorda cuando le den la nueva Giant Anthem tope de gama, otra a vez a sufrir sin recompensa. La idea era subir hasta el repetidor pero se nos hizo tarde. Bajamos por San Cipriano,  Mercadal, Reocín y para casa.
Tengo dos retos que tengo que llevar a cabo en el tramo de hoy. Lo primero hablaré del recorrido. Son 8 kilómetros con un porcentaje medio del 9,3% y picos de más del 20 % con suelo muy resbaladizo y con bastantes piedras. Hay zonas donde se rueda fácil y hay zonas llanas donde la bici va muy rápida.
Mi hermano como está ahora mismo me comenta que me mete tres minutos hasta la cima.
Julio me comenta que puede conmigo el corriendo a pie y yo en bici. Subir y bajar, 16 kilómetros. Si solo seria subida se que no tengo nada que hacer, ya que es tan dura que me supongo que con el nivel que debe de tener este me iba a fusilar. Pero creo que con la bajada hay posibilidades.

Esperare a que Julio esté a punto para intentarlo.

1 comentario:

  1. Bueno,bueno.....a ver si vamos poniendo fecha a las cosas que yo ya dije que iba de notario para la de Julio versus Carli y me tiene que dar tiempo a balizar el recorrido,avisar a protección civil,etc,etc.Que Julio se le va el lactato por mal sitio y empieza a recortar curvas corriendo..........he dicho!.

    ResponderEliminar