martes, 17 de septiembre de 2013

Solo


Después de llamar a todos los compañeros habituales con los que salgo en bici y todos decirme que no era el compañero ideal ya que soy muy pesado, no me quedo más remedio que irme solo.
Mi idea era ir hasta Fresneda y no mojarme en el intento. Salí nada más acabar de comer y fui de menos a más. El problema es que cuando empiezo a apretar de verdad, como a mí me gusta, la espalda no me da respiro y donde antiguamente hacia 35 o 36 km /h de media ahora me tengo que conformar con dos o tres kilómetros menos por salida. Es decir como todo el mundo cuando sale cuatro días en bici. Hoy tenia piernas para ir más rápido pero no quise pasarme ya que como digo la espalda se pone pesada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario