Puertos casi desconocidos para mi





Anoche me mando un mensaje Ringo de que el sábado quería hacer
Alisas, Cruz de Uzano y Fuente las Varas. Le comente que sí, que contara conmigo. Luego estuve dudando ya que tengo tocada la pantorrilla. Por la mañana más dudas ya que mi mujer se iba a la playa con las crías y yo tenía que ir en bici. Me entere que otro grupo se iba a la Cohílla. Solo tenía que desviarme en Puentenansa e ir para San Vicente de la Barquera. Pues no, me fui con Ringo y con Julio. A este chico no lo conocía pero me comentaron que quedo segundo en la combinada del Soplao. Esta lesionado para correr a pie pero en bici no tiene molestias, asi que le está cogiendo gusto a esto de dar pedales, además es joven, si sigue saliendo con nosotros en cuatro días nos va a sacar los hígados. Empecé a poner ritmo de crucero y Ringo ya me empezó a regañar. Que si íbamos rápido, que quería llegar a casa entero, etc...
En la base de Alisas puse un ritmo fuerte y me fui solo, eso si mis vigilantes no perdían mucha comba. Les he llevado toda la subida a 100-150 metros con Ringo tirando. A mitad del puerto baje un poco el ritmo, es lo que tiene el ir solo. A 300 metros de coronar me echo mano Ringo y coronamos juntos. Me soltó unos cuantos exabruptos y reagrupamos. En Arredondo se realizaba en esos momentos el kilometro vertical a no sé dónde. Son pruebas donde Julio suele competir. Asi que me supongo que le daría un poco de morriña. Le comente a Julio que lo que peor llevo son los puertos largos y que los que venían ahora se me dan mejor. Empecé Cruz de Usano a ritmo vivo, Ringo desconecto y Julio fue a por mí. Pero iba tan fácil que le fue imposible ponerse  a mi rueda. Según pasaba la cuesta iba subiendo el ritmo. Reagrupamos bajando. Otras palabras cariñosas de Ringo y rápidamente empezamos Fuente las Varas. Me coloque el último para tranquilizarme un poco. Casi toda la subida la hizo Julio a muy buen ritmo. Le faltaron 200 metros para coronar sin bajar de ese ritmo que puso. Como se nota cuando vas con gente que anda y con los que iba hoy andan y mucho. Bajamos para Hoznayo y nos encontramos con Oscar que había venido a la contra. Tomamos un refrigerio y para Torrelavega.




 Fuimos en parejas tirando siempre Ringo y Oscar. Yo solo pensar que tenía que ir hasta San Vicente ni asome. Se me fue la compañía y subí el ritmo. Acuse algo de cansancio ya subiendo hacia el cruce de la Revilla. Solo quedaba bajar, ponerme el traje de baño, bañarme y comer. Luego un paseíto desde el Merón hasta la Gerruca y vuelta.
Trayecto de 162 kilómetros a mas de 30 km/h de media y un ascenso de 2262 metros.
Ahora tengo una pequeña molestia en la pierna que espero vaya a menos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aire fresco al blog

No esta mal ehh.

Seguimos