Sufriendo




Después de la paliza de ayer pensé que hoy iba a estar más perjudicado. Pero me he dado cuenta que por ahora las piernas se me recuperan muy rápido. Creo que es debido a que la espalda me limita mucho el esfuerzo y las piernas están más cansadas de lo que parecen. Como digo he llegado a casa y al ver que no caía agua he salido en dirección a Viernoles. Mi idea era ir para la Vega de Pas pero el cielo estaba más claro en dirección a la costa y me fui para Renedo. Bajando Zurita me puse detrás de un camión y pase la recta en un plis plas. Tire para Puente Arce y subí por el Perujo para Liencres. Aquí la espalda ya me empezó a dar señales de que lo que quedaba de salida se iba a complicar. Seguí por Bezana, Azoños, y en Maoño pare a ponerme el chubasquero. Una pequeña morriña que apenas me calaba. En Escobedo de Camargo gire a la derecha y me fui por Peñas Negras. En Arce pare y me quite el chubasquero. Me metí para Mogro y a partir de aquí estuve pensando que en cuanto llegara a casa lo mejor era colgar la bici y dedicarme a otra cosa. El dolor de espalda es demasiado intenso para poder disfrutar de la bici. Llegando a Cudón se me fue pasando. En el Poblado de Sniace me volví a poner el chubasquero, ya que me acuerdo que de aquí a casa agarre un día una chupa en cinco minutos de aúpa. Falsa alarma. Ya en casa después de unos estiramientos de la zona afectada estoy más tranquilo. He notado estos días que donde más sufro es cuando voy llaneando con viento en contra. Se me empieza a cargar la zona de arriba del sacro y me va cogiendo la pierna derecha. Además de que el dolor es insoportable, si sigo insistiendo me voy quedando sin fuerza. Una puta mierda.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aire fresco al blog

No esta mal ehh.

Seguimos