viernes, 11 de enero de 2013

sumando muy poco




Viendo como ha amanecido esta mañana no quedaba más remedio que salir en bici. Trabajar, comer y listo. Ya en la carretera he tirado hasta Ruente, muy malas sensaciones, a la espalda el frio le sienta muy mal. Es una pena pero en estos momentos es lo que hay. Además la molestia de la pierna no remite lo que me gustaría. De vuelta para casa mucho mejor. Me lo voy a tomar con mucha tranquilidad, no queda más remedio. En estos momentos no disfruto lo que debería. Menos mal que no me da por apretar. La bici de corredor es una desagradable.
Para este año no hay objetivos. Iré tirando y el cuerpo dirá lo que me deja hacer. La idea es, durante dos meses entre semana tranquilo y el fin de semana lo que se tercie. A partir de mediados de marzo intentar meter los miércoles una subida a todo trapo. Ya en abril, si se puede salir en alguna marcha a disputar, pues bienvenida sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario