Aprovechando




Desperté a las ocho de la mañana y como me temía la lluvia seguía ahí. Además me notaba un poco cogido, por lo visto me enfrié un poco ayer. A eso de las once de la mañana sale el sol y manos a la obra. Me pongo el traje de faena, llamo a Ringo y acerté, estaba a punto de salir. Quedamos en la ronda y nos vamos para Renedo. El en mtb y yo en bici de corredor. Asi se igualan las fuerzas. Luego nos desviamos a Puente Viesgo, Hijas, terminando por Viernoles y la Hilera. Buena salida la que hemos hecho. Hacía mucho que no nos juntábamos y lo echaba de menos. Ahora toca recuperarse de este malestar y seguir sumando kilómetros a bajo ritmo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aire fresco al blog

No esta mal ehh.

Seguimos