domingo, 9 de diciembre de 2012

Buen dia





Anoche me llamo mi hermano Toño y me comento de salir por la mañana con la mtb. Allí estaba yo tempranito a la puerta de su casa. Le comente de ir a la Viesca y salir con el grupo. Me respondió que él no estaba en forma y bla, bla, bla. Llegamos casi los primeros, pero en nada empezaron a llegar. Salimos unos diez camino de Corrales. Subiendo para Brenes por el bosque mi hermano ya iba muerto. 



Encima le empezó a doler una rodilla. Le acompañe hasta la fuente, poco antes de salir al asfalto de nuevo y me dijo que se volvía. Estuve un rato con él y seguí camino en busca de los demás. 


Me encontré muy bien, fui apretando poco a poco y alguna parada hice para alguna fotilla. 

Reunificación y para casa.

En la mentideros sobre mi hermano Oscar siempre leo, escucho, que de no ganar el primer mundial, igual se hubiese retirado, ya que no tenía contrato y que nadie le quería. Comentar, que eso es una bola muy grande, ya que a Oscar había dos equipos que si le querían para el año siguiente. Lo que pasa es que mi hermano siempre ha sido muy bueno y él quería un contrato mejor del que le ofrecían. De no ganar el mundial pues hubiese seguido en Vitalicio un año más o hubiese fichado por la Once.
Aparte de las carreras que ha ganado en profesionales, cuanto disfrute viéndole ganar desde pequeño. Hoy estoy melancólico y voy a contar desde mi punto de vista como gano en Durana.
Dos años antes había bajado de profesionales Ayarzaguena y le vi ganar esta carrera. Un tío muy hecho, me quede alucinado. Oscar la corrió siendo de primer año. En su tercer año fuimos mi hermano Toño y yo a verle esa carrera. Hacía bastante frio y el suelo estaba muy mojado. Se subía dos veces el puerto de Arlaban. En la primera vuelta se quedaron adelante unos veinte corredores. Iván Gutiérrez siendo de primer año estaba ahí entre los escogidos. También estaba Oscar. En la segunda pasada ya solo quedaron cuatro. De cara a meta Oscar les fue dejando uno a uno. Paso por delante de nosotros en solitario. Estábamos a doscientos metros de meta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario