sábado, 24 de noviembre de 2012

Fatal es poco.




Llegue al complejo un poco tarde y ya estaban saliendo los primeros. Simal se había puesto nervioso e iba camino del Pozo del Amo. Con él me fui unos metros por delante del gran grupo. En esas que llego Ringo. Al final éramos siete. Tirando a la par de Vidal Celis ya me note que hoy no estaba bien. Con un viento de cara insufrible subimos para Cabuérniga. Más adelante solo seguimos cinco tíos. Subimos más arriba del Pozo del Amo. Dimos la vuelta porque el viento asomaba de nuevo. Con viento a favor bajamos a Torrelavega. Creo que ha sido de los peores días encima de la bici. Tomando unos cacharros en el Bar Fin solucionamos el día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario