lunes, 24 de septiembre de 2012

Que recuerdos.




Uno llega a casa cansado del trabajo. Como mucho del cansancio es mental, lo mejor es comer y salir inmediatamente en bici. Hoy me note un poco remolón y me quede en el sillón. Los ojos se cerraban. Pasado un rato me puse la ropa del Vitalicio Seguros y para Cabezón. Llegando a la Veguilla me vienen de frente Cueto, Mingo, Vicky y el hermano de Rubén. Me doy la vuelta y me marcho con ellos. Muy buen acompañado se me paso la salida muy rápido y además me relajo para lo que quedaba de tarde.
Mañana me es imposible salir, asi que descansare plácidamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario