Que recuerdos.




Uno llega a casa cansado del trabajo. Como mucho del cansancio es mental, lo mejor es comer y salir inmediatamente en bici. Hoy me note un poco remolón y me quede en el sillón. Los ojos se cerraban. Pasado un rato me puse la ropa del Vitalicio Seguros y para Cabezón. Llegando a la Veguilla me vienen de frente Cueto, Mingo, Vicky y el hermano de Rubén. Me doy la vuelta y me marcho con ellos. Muy buen acompañado se me paso la salida muy rápido y además me relajo para lo que quedaba de tarde.
Mañana me es imposible salir, asi que descansare plácidamente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aire fresco al blog

No esta mal ehh.

Seguimos