Por ahora hay ganas.



Cuando esta mañana me fui a trabajar el cielo estaba bastante bien. Al cabo de dos horas ya estaba lloviendo. Cuando salí de trabajar el suelo estaba mojado, pero como que no caía. Así que después de comer no me lo pensé dos veces. Me puse de largo, me cogí el chubasquero, puse unos guardabarros a la mtb y para Cabezón me fuí.
 
Algo de chirimiri, me meto para Ruente y en el cruce de Ucieda me vuelvo. El suelo estaba muy mojado y sabía que tirar para arriba era meterse en la boca del lobo. Al final me di una vuelta por el Camaráo y para Santillana del Mar.
 
Me pase un buen rato con los pies mojados y eso como que no. La próxima salida con lluvia me meteré las babuchas de invierno.
Lo que si he notado hoy es que llevaba las piernas como rocas, trabadísimo. Mañana es el último viernes que voy al gimnasio. Por lo tanto a partir de la semana que viene solo iré dos días. Espero que se me vayan destrabando las piernas. Si no mal vamos.

Resumen:

52,24km        2h21´        22,1km/h    540m    111/130p

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aire fresco al blog

No esta mal ehh.

Seguimos