La inestabilidad y el agotamiento viene con el verano.

Si te quieres tomar algo en una terraza este no es mal sitio.


Al final salió un día de puta madre y como estaba previsto me fui a la playa. Eso si lo arregle, para irme en bici hasta ella. A las 12 y media ya estaba allí. Carreras con las niñas, juegos, paipo, nadar, comer, etc. Lo hemos alargado hasta las seis de la tarde.
A las 11h salí para San Vicente de la Barquera. Todo el camino con vendaval, eso significa que me lleva 1h y media llegar. El ritmo tranquilo, pero sin estarme. El año pasado yendo fuerte me llevaba 1h12 minutos. En bici de corredor en menos de una hora me he plantado alguna vez. Eso si sacando el pulmón por la boca.
Me han salido 37 km en 1h27 minutos a una media de 25,2 km/h. Me notaba cansado, la playa del día anterior se nota.
Mañana me voy dos días a Tapia de Casariego, tengo la suerte de poder disfrutar de un curso de Cocina-Gastronomía. El trato es exquisito, hay que aprender de estos Asturianos del Noroccidente. El martes por la noche si me da tiempo escribiré algo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aire fresco al blog

No esta mal ehh.

Seguimos