martes, 21 de junio de 2011


 Eso que se adivina hay abajo es el pueblo de Carmona.


Nueva salida en bici. Más animado que ayer y con mejores piernas. El problema es que carrera de mtb que corro, golpe que me pego y pequeña lesión. Tenía que haber descansado el lunes y martes y ahora voy a tener que descansar miércoles e igual jueves. Como ayer, el dolor del tendón que cruza entre la rotula y el vasto interno se me ha ido acrecentando con el trascurso de la tarde. 
Quedo con mi amigo Juanjo a las tres de la tarde en la Viesca. El día esplendido, le pregunto a donde vamos y me dice que tiramos para Sopeña y después a Monteá. Lo sabía, este solo tira para la Reserva. Vamos por carretera con viento a favor hasta casi Sopeña y nos desviamos a la derecha, una pista de grija con rampas duras nos espera.
Salimos a Monteá y para Ruente. Pasamos por el puentuco y rememoro mi paso del Soplao 2011. De aquí para casa. Toda la salida con molestias, que se iban haciendo más fuertes según trascurría la marcha. He intentado no forzar, pero aunque mis pulsaciones no han pasado de 150 tenía bastante dolor. Mi compañero de viaje esta más bajo de forma y con un poco más de peso que el año pasado. Le tocara sufrir.
Me han salido 71 km en 3h08´ a una media de 22,5 km/h, un esfuerzo medio del 59%. El estado de forma creo que es muy bueno, así que descansare para la prueba del sábado. Este día hay dos carreras, una de mtb en Potes y otra de carretera en Arenas (campeonato regional). Me decanto por el mtb. Le tengo ganas a la prueba de Potes, el año pasado quede segundo y el anterior tercero, solo me queda el otro puesto del cajón, difícil por los rivales que me voy a encontrar, pero siempre me ha gustado correr contra los mejores y creo que ahora en el Astur-Cántabro de mtb hay buen nivel. Así que el que quiera ganar, tendrá que tener la suerte de cara ante la competencia que hay.
Estoy un poco vago con las recetas. Tengo que retomarlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario