Carrera en Santander, como se puede.


 Por aqui hemos subido.

Me levanto veo el día y me digo, esplendido. Voy a Santander para correr otra prueba más del astur-cántabro. Por lo tanto vuelvo a la carretera. La prueba son casi 100 km, bastante fáciles, un circuito que me gusta, en el que se va muy rápido y al final se nota en las piernas. Mi táctica es salir atrás, quedarme atrás y llegar lo más adelante posible, pero sin un esfuerzo de mas. Así es como lo he hecho. Mis sensaciones han sido mejores de las esperadas, pero es que no he dado un palo al agua. Una parte con viento a favor y otra en contra. De cara a meta en Carabias se ha ido un grupo de unos 25 ciclistas y han llegado a meta. Yo en el pelotón he pasado el Perujo más atrás que otras veces, quería coronar sobre el veinte y lo he hecho sobre el diez, otras veces pasó entre los tres primeros y luego en Liencres me atufo. Así que hoy más atrás y en Liencres con el viento de cara me ha resultado fácil seguir a la gente, sin perder posiciones o perdiéndolas porque quería, que no es lo mismo que perderlas porque no vas. De cara a meta no he arriesgado nada y eso supone entrar mal. Ha habido caída, parece que se lo buscan y va a ser cierto.
Al finalizar la carrera me he vuelto con Cosío para Torrelavega en bici, mis piernas estaban frescas, buena señal para el Soplao. Nos hemos cruzado con mi compañero Ricardo, Ringo y me ha parecido que Juanjo. Ringo se ha vuelto con nosotros y hemos pedaleado muy entretenidos.
En total me habrán salido algo más de tres horas de bici. El Garmin estaba sin batería, cuando llegue a la carrera, que se le va a hacer.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aire fresco al blog

No esta mal ehh.

Seguimos