jueves, 17 de febrero de 2011

Estoy demasiado relajado.


 El tentempié de la mañana.

Cuando me levante esta mañana y vi que estaba lloviendo no me quedaba otra que ir al gimnasio. Cuando uno trabaja no hay tiempo para decidir, si sale por la mañana, sale al mediodía o por la tarde. Así que después de llevar  a las niñas al cole me marche al gym, no quería forzar nada de nada ya que mi pensamiento es correr el sábado y que leches hay que llegar descansado. Empecé con 15´de elíptica pase al remo otros 15´en los que me hice 3600 metros y después le estuve enseñando a mi suegro cómo funcionan las maquinas. Luego seguí con 40´de estática y, me fui a trabajar.
La verdad que para los años que tengo me encuentro físicamente bien, sobre todo de fachada. Hay que reconocer que luego lo que me falla es al realizar los esfuerzos, tenía que tener más punch, más resistencia, etc. Viendo lo que hay por ahí, la gente que hace deporte a lo bestia, esos que hacen Ironmanes como si fuesen una carrera de pueblo, que entrenan a la semana no sé cuantos kilómetros de natación, ciclismo y carrera a pie al final me siento pequeñito. Yo en cuanto entreno dos días un poco fuerte ya voy para abajo y eso que mi genética no debe ser tan mala, aunque a veces pienso que todo lo bueno se lo llevo mi hermano el pequeño.
Bueno dejo el tema y sigo con mis aportes de recetas Cántabras.

Rellenas del oriente de Cantabria

1 kg de rellenas
2 cebollas
1 puerro (lo blanco)
1 pimiento rojo
1pimiento verde
4 tomates pelados y sin semillas
1 calabacín pequeño
3 dientes de ajo
½ vaso de aceite de oliva
Caldo de pescado hasta cubrir
1 vaso de vino blanco
Brandy un  chorrito
Sal, pimienta blanca
Perejil
Cortar las rellenas y dorarlas en el aceite. Sacarlas y añadir las verduras picadas en este orden, el ajo, la cebolla, puerro, pimientos, rehogar y añadir las rellenas, el brandy, el vino, reducir, el caldo, el tomate y el perejil picado.
Cocer ½ hora y espesar con un poco de maicena disuelta en agua fría.
Se denominan rellenas en Cantabria a las crías de cachón. Son fáciles de limpiar, bueno más fáciles que los cachones, estos tienen un jibión muy duro que los protege.
La tinta la podeis congelar o poner en salazón y guardar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario